Banco Mundial aprobó préstamo de US$ 500 millones a Colombia para apoyar la recuperación económica

Compartir:

Este jueves 23 de septiembre, el Banco Mundial aprobó un préstamo de US$ 500 millones a Colombia, el cual será destinado a impulsar la recuperación económica del país, tras la crisis generada por la pandemia del covid-19.

“Esta es una operación de gran relevancia para Colombia que, en conjunto con la Ley de Inversión Social, permitirá que, desde el Gobierno nacional, aseguremos los recursos para dar continuidad y fortalecer los programas de bienestar social y las estrategias de reactivación económica”, manifestó Alejandra Botero Barco, directora General del Departamento Nacional de Planeación.

Estos recursos buscan apoyar una serie de políticas dirigidas a mejorar el entorno normativo de cara a una recuperación impulsada por el sector privado. En primer lugar, buscarán promover la innovación en micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y en proyectos relacionados con el medioambiente y el desarrollo sostenible, energías renovables y la reducción de emisiones de carbono.

Asimismo, se impulsarán las finanzas digitales a través de plataformas de ‘crowdfunding’ y una mayor competencia y transparencia en el sistema de pagos de bajo valor.

También, le aportará a la simplificación y digitalización de trámites y una mayor calidad regulatoria; garantías de transparencia e integridad en el mercado de bonos verdes y una mayor competencia y transparencia en las compras públicas.

“Esta operación apoya la estrategia de recuperación del Gobierno de Colombia, que tiene como objetivo lograr una reactivación y un crecimiento económico acelerado, resiliente y sostenible (…) Esto incluye promover un gobierno digital, finanzas verdes, innovación y un ecosistema empresarial favorable que contribuya al desarrollo y bienestar de la población colombiana”, sostuvo Mark Thomas, director del Banco Mundial para Colombia, México y Venezuela.

La operación también busca fomentar los emprendimientos de alto impacto y aquellos liderados por mujeres, así como una mayor internacionalización de la economía colombiana.

“Gracias a esta operación, lograremos: mejorar el entorno regulatorio para recuperar la actividad del sector privado; impulsar la inversión en ciencia, tecnología e innovación de las mipymes, con un enfoque de sostenibilidad, además de promover las finanzas digitales, y fomentar el espíritu empresarial femenino, para mayores emprendimientos con facilidades financiación y acceso al comercio”, explicó la directora del DNP.

Esta no sería la única participación del Banco Mundial en la economía colombiana, pues el pasado 8 de septiembre, Colombia cerró una operación por US$136,7 millones, que firmó el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional (APC-Colombia) y el Banco Mundial, para el mejoramiento de la calidad de vida de los hogares más vulnerables y el espacio público.

Según indicó el ministerio de Vivienda, el monto será para la iniciativa que lleva por nombre ‘Proyecto de Vivienda Resiliente e Incluyente en Colombia’, de los cuales US$100 millones serán financiados por parte del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento y los US$36,7 millones restantes serán donaciones: US$15 millones del Fondo de Bienes Públicos Globales y US$21,7 millones del Mecanismo Global de Financiamiento Concesional.

Cabe destacar que, el préstamo garantizará durante seis años más el programa Casa Digna Vida Digna beneficiando a habitantes de 25 municipios priorizados en el país y los demás que cumplan los requisitos y cuenta con el acompañamiento del Departamento Nacional de Planeación.

“Es un sueño cumplido, tras horas de trabajo, que sigue consolidando al país en términos de vivienda”, dijo el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, quien además aprovechó para destacar el dato de ventas de vivienda nueva durante los primeros ocho meses del año: “Más de 150 mil colombianos han cumplido el sueño de ser propietarios en los primeros 8 meses del 2021, esto es más que lo vendido en todo 2018″, sin embargo, enfatizó en que, aunque la adquisición de vivienda presenta grandes resultados, hoy la atención del déficit y el cierre de brechas urbano – rural representa los principales desafíos.

Compartir: