“Terremoto político” en Argentina, deja al Gobierno de Alberto Fernández en “cuidados intensivos”

Compartir:

Por Carlos Villota Santacruz

Twitter @villocol

Bogotá, 14 de septiembre _ RAM_ El Gobierno del presidente de Argentina Alberto Fernández y su Vicepresidente Cristina Fernández quedó en “cuidados intensivos”, al perder las elecciones primarias en 18 de los 24 distritos del país, incluida la provincia de la ciudad de Buenos Aires.

El hecho electoral, no está en las cuentas del Jefe del Estado, que contaba para fortalecer su administración con el bastión histórico del peronismo, traducido el 40 por ciento del voto nacional.

Bajo este escenario, el Partido Político Juntos por el Cambio que lidera el ex presidente Mauricio Macri, no solo retuvo el poder en la capital del país, sino en Mendoza y Córdoba, al tiempo que ganó en El Chaco, La Pampa, Tierra del Fuego, Misiones y Santacruz –cuna política del krichnerismo.

Las consecuencias del resultado en las urnas, será impredecible para el Gobierno del Alberto Fernández. Sin ir más lejos, el triunfo opositor coloca al Alcalde de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta en la carrera a la presidencia en el 2023.

“Algo no hemos hecho bien para que la gente no nos acompañe. Todos los que estamos escuchando el veredicto en las urnas. Hay una demanda que no hemos satisfecho, y que partir de este lunes 13 de septiembre de 2021 le prestaremos atención”, dijo el Jefe de Estado.

Más adelante, señaló que “la campaña acaba de empezar y faltan dos meses para las elecciones legislativas. Tengo por delante dos años de Gobierno. No voy a bajar los brazos. Le pido a la gente con humildad que nos ayuden. En noviembre le vamos a dar la vuelta a esta historia”

La fotografía, de la jornada electoral fue la soledad de Alberto Fernández aceptando la derrota. Un plebiscito que lo dejó en “saldo en rojo” no solo en gobernabilidad, sino en credibilidad y confianza por parte de los ciudadanos, que han criticado el mal manejo de la pandemia del coronavirus, el mal comportamiento de la economía y la amenaza que se levanta en el país, de quedar sin hombres y mujeres jóvenes, que adelantan una “cruzada” sin precedentes” para migrar

El pasado 12 de septiembre de 2021, los argentinos acudieron a un original “experimento electoral” con la elección de candidatos en las elecciones primarias, abiertas, obligatorias y simultaneas. Una especie de refrendo de la gestión del Gobierno del presidente Fernández, bajo una economía en recesión y una alta inflación.

Lo que ocurrió –en la realidad- es que el mapa político de Argentina, se ha teñido de amarillo, el color del partido Juntos por el Cambio, que se traduce en la pérdida del poder, en el interior del país por parte del peronismo.

En un recorrido  por los puestos de votación, se logró percibir la dimensión de la catástrofe para el peronismo. Las cifras son contundentes. En la provincia de Buenos Aires con el 97 por ciento de las mesas escrutadas. La coalición opositora obtuvo el 38 por ciento, contra el 33.6 por ciento del oficialista Frente de Todos.

En la capital Argentina, el Macrismo se quedó con el 48.3 por ciento de los votos, contra el 24.6 por ciento del peronismo. También en La Pampa la derrota del Gobierno fue total. .48.8 por ciento contra 38.3 por ciento, el Chaco 44.2 por ciento contra 35 por ciento.

La pérdida electoral en la Provincia de Buenos Aires y otras regiones –con historia peronista- no estaba en las proyecciones más pesimistas. Los analistas, coinciden en señalar que el Gobierno del presidente Alberto Fernández, no ha logrado gerenciar la pandemia, en medio de una caída libre del poder adquisitivo del peso argentino.

La ex Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal, agradeció a los ciudadanos por la oportunidad de derrotar en las urnas al oficialismo. “Falta menos tiempo, para que se acaben las mentiras. Para que se acabe el cinismo y la mentira. Para recuperar la educación que perdimos”, subrayó.

Las elecciones primarias, dejaron en la agenda pública, el surgimiento de una fuerza extrema derecha, liderada por el economista Javier Milei, defensor del presidente del Brasil Jair Bolsonaro y el ex presidente de los Estados Unidos Donald Trump, al obtener el 13.6 por ciento de los votos.

Compartir: