El precio del dólar sigue en ascenso, este miércoles pasó los $3.850

Compartir:

El dólar ya se acerca a los $3.900, en la jornada de este miércoles la divisa norteamericana cerró en  $3.855,73 lo que significó un alza de  $12,76 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) que para la jornada de hoy se ubicó en $3.842,97.

Según datos de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC)  el precio de apertura fue $3.850. mientras que el máximo registrado llegó a los  $3.871,90 y el mínimo a $3.841.

Según algunos analistas el alza se explica entre otras cosas por el  nerviosismo que sigue generando la pandemia en el mundo,  pese a los avances en los planes de vacunación lo que ha conllevado a los  inversionistas a buscar activos refugio y seguros como el dólar.

Este año el precio del dólar ha subido en  $410,29. Durante el primer semestre ascendió $324,17 y en lo que va de julio, $94,29.

«Arrancamos la semana con un miedo generalizado por el aumento de casos de covid-19 en EE.UU, el indicador de volatilidad subió 16% mientras que el petróleo cayó , la noticia también está relacionada con el rendimiento de los tesoros a 10 años», dijo el analista senior de divisas Juan Eduardo Nates.

Añadió que, » en la región estamos viendo el mismo sentimiento el real esta cayendo en 1.3%, por lo que el peso colombiano se sigue devaluando».

Para el analista Juan Camilo Santana,  “el incremento en la tasa de cambio obedece particularmente a los retrocesos que hemos visto en el precio del petróleo en los mercados internacionales, como consecuencia de las discusiones de la OPEP+, de cara a establecer los próximos niveles de producción o recorte mundial de petróleo”.

La pérdida de valor del peso colombiano frente al dólar tiene implicaciones negativas para el bolsillo de los colombianos, pues buena parte de los bienes y servicios que consumen las familias son importados.

Con el alza en el precio de la divisa, las personas que están planeando viajar al exterior también se ven afectadas, ya que los tiquetes aéreos aumentan su precio. Sin embargo, el turismo nacional es el que gana ya que el sector hotelero se beneficia porque para los extranjeros se hace más económico visitar el país.

El Gobierno, las empresas y las personas que tienen deudas en dólares también se ven impactadas, porque terminarán pagando más de lo que recibieron.

Compartir: