Las inundaciones son aterradoras, dice Merkel, cuando las muertes en Europa aumentan a 184

Compartir:

Por Ralph Brock y Romana Fuessel 

BERCHTESGADEN/BISCHOFSWIESEN, Alemania, 18 jul (Reuters) – La canciller alemana, Angela Merkel, calificó el domingo de «aterradoras» las inundaciones que han devastado parte de Europa, después de que las muertes en toda la región aumentaron a 184 y un distrito de Baviera era azotado por el clima extremo.

Merkel prometió una rápida ayuda financiera tras visitar una de las zonas más afectadas por las lluvias e inundaciones récord que han causado la muerte de al menos 157 personas sólo en Alemania en los últimos días, por el peor desastre natural del país en casi seis décadas.

También dijo que los gobiernos tendrían que mejorar y acelerar sus esfuerzos para hacer frente al impacto del cambio climático, sólo unos días después de que Europa esbozó un paquete de medidas para lograr las emisiones «netas cero» a mediados de siglo.

«Es aterrador», dijo a los residentes de la pequeña ciudad de Adenau, en el estado de Renania-Palatinado. «El idioma alemán apenas puede describir la devastación que se ha producido».

Mientras proseguían los esfuerzos para localizar a los desaparecidos, la devastación continuó el domingo cuando un distrito de Baviera, en el sur de Alemania, se vio afectado por inundaciones repentinas que causaron la muerte de al menos una persona.

Las carreteras se convirtieron en ríos, algunos vehículos fueron arrastrados y franjas de terreno quedaron enterradas bajo un espeso lodo en Berchtesgadener Land. Cientos de socorristas buscaban supervivientes en el distrito, fronterizo con Austria.

Un enano de jardín y un barril yacen entre los escombros tras las inundaciones causadas por las fuertes lluvias en Bad Neuenahr-Ahrweiler, Alemania. 18 de julio de 2021. REUTERS/Wolfgang Rattay

«No estábamos preparados para esto», dijo el administrador del distrito de Berchtesgadener Land, Bernhard Kern, añadiendo que la situación se había deteriorado «drásticamente» a última hora del sábado, dejando poco tiempo a los servicios de emergencia para actuar.

Unas 110 personas han muerto en el distrito de Ahrweiler, el más afectado, al sur de Colonia. Se espera que se encuentren más cadáveres a medida que se retiren las aguas, según la policía.

Las inundaciones europeas, que comenzaron el miércoles, han afectado principalmente a los estados alemanes de Renania-Palatinado y Renania del Norte-Westfalia, así como a partes de Bélgica. Comunidades enteras han quedado aisladas, sin electricidad ni comunicaciones.

En Renania del Norte-Westfalia han muerto al menos 46 personas, mientras que en Bélgica fallecieron 27.

La magnitud de las inundaciones podría hacer tambalear las elecciones generales alemanas de septiembre del año que viene.

El primer ministro del estado de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, candidato del partido CDU para sustituir a Merkel, se disculpó por reírse mientras el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, hablaba con periodistas tras visitar la devastada ciudad de Erftstadt.

Ayuda y clima

Un hombre transporta botellas de vidrio en una carretilla junto a los escombros depositados a lo largo de una calle en una zona afectada por las inundaciones causadas por las fuertes lluvias en Bad Muenstereifel, Alemania. 18 de julio de 2021. REUTERS/Thilo Schmuelgen

El gobierno alemán preparará más de 300 millones de euros (354 millones de dólares) en ayuda inmediata y miles de millones de euros para arreglar las casas, calles y puentes derrumbados, según declaró el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, al semanario Bild am Sonntag.

«Los daños son enormes y eso está claro: los que han perdido sus negocios, sus casas, no pueden atajar las pérdidas solos».

El ministro de Economía, Peter Altmaier, declaró al periódico que podría haber un pago a corto plazo de 10.000 euros para las empresas afectadas por el impacto de las inundaciones, así como por la pandemia del COVID-19.

Científicos, que llevan mucho tiempo afirmando que el cambio climático provocará aguaceros más intensos, dijeron que aún tardarán varias semanas en determinar el papel del calentamiento global en estas incesantes precipitaciones.

En Bélgica, que celebrará un día de luto nacional el martes, el nivel del agua bajaba el domingo y la operación de limpieza estaba en marcha. Los militares fueron enviados a la ciudad oriental de Pepinster, donde se han derrumbado una docena de edificios, para buscar más víctimas.

(1 dólar = 0,8471 euros)

Compartir: