Tostadores de café EEUU buscan asegurarse suministros de Colombia, mientras precios suben

Compartir:

Por Marcelo Teixeira

NUEVA YORK, 18 jun (Reuters) – Los procesadores de café en Estados Unidos afrontan dificultades para asegurarse existencias de café colombiano, ya que las recientes protestas en el país sudamericano han interrumpido las entregas al mayor consumidor de café del mundo.

Las existencias de café del país sudamericano, un tipo de arábica suave muy popular entre los clientes estadounidenses, se están reduciendo rápidamente a medida que los tostadores con contratos para suministrar café específicamente etiquetado como 100% colombiano se apresuran a conseguir granos, dijeron importadores.

Parte de ese café será reemplazado por otros granos suaves de países centroamericanos, dijeron, pero a menor escala.
Un importador dijo que los precios del café colombiano almacenado en Estados Unidos subieron hasta 75 centavos la libra sobre los futuros de ICE en el mercado local de efectivo, de una prima de 55 a 58 centavos antes de las protestas contra el gobierno que bloquearon carreteras y detuvieron el flujo de granos a los puertos.

Las protestas se han detenido, pero pasará un tiempo hasta que se reanuden los flujos normales.

«Debería tomar de 60 a 90 días. Hay escasez de café colombiano en las llegadas, en las descargas en los puertos», dijo Christian Wolthers, socio del importador estadounidense de café Wolthers Douque LLC.

Jairo Castaño Vargas, quien trabaja para un exportador de café colombiano independiente, dijo que a pesar del final formal de las protestas, los problemas persisten. «Algunos camiones con mercancías han sido atacados por manifestantes cuando llegaban a los puertos», dijo.

Un tercer importador estadounidense dijo que algunos tostadores que no están obligados contractualmente a suministrar café de un origen específico pueden reemplazar los granos colombianos con otros cafés en sus mezclas.

Compartir: