Socialista Castillo respetará la economía de mercado en Perú si gana, dice asesor

Por Marcelo Rochabrun

LIMA, 9 jun (Reuters) – Pedro Francke, un economista de izquierda y que ahora es un portavoz económico del candidato presidencial peruano Pedro Castillo, dijo a Reuters el miércoles que, si el líder socialista es el ganador, mantendrán una economía de mercado.

«La idea básica es que se mantendría una economía de mercado, no es una idea de intervencionismo masivo del Estado en la economía», dijo Francke en una entrevista telefónica.

Castillo mantenía el miércoles una mínima pero constante ventaja en el conteo de votos de la segunda vuelta contra la derechista Keiko Fujimori.

El profesor de primaria de izquierda tiene 70.000 votos de ventaja después del recuento del 98% de las papeletas. Quedan en disputa unos 300.000 que podrían influir en el resultado de la elección en los próximos días.

Francke dijo que un gobierno de Castillo daría prioridad a aumentar los impuestos a los mineros y lucharía contra la evasión y elusión de los tributos a la renta de las empresas, para financiar un mayor gasto en salud y educación.

«Modificar la tributación minera para poder capturar una parte mayor de la renta», dijo Francke.

Perú es el segundo productor de cobre del mundo, detrás de Chile, cuyo congreso está evaluando una propuesta de la oposición para elevar los impuestos hasta el 75% a los mineros, en ciertas condiciones. Francke dijo que una eventual administración de Castillo no necesariamente propondría un tributo tan alto.

El nombramiento de Francke parece ser una forma de apaciguar a los mercados con un asesor moderado pero de izquierda que pueda hablar con los inversionistas de Wall Street. Francke es exdirector de la agencia peruana de seguridad social Essalud y profesor de economía en la Pontificia Universidad Católica.

Aún así, Castillo, un maestro de escuela primaria nacido en la pobreza, cambió de opinión sobre sus propuestas económicas durante su campaña, e incluso en algún momento anunció que nacionalizaría los activos mineros, además ha tenido varios asesores.

Castillo se postula por el partido Perú Libre, que se describe como marxista-leninista, encabezado por Vladimir Cerrón, un médico y exlíder de una región andina que se formó en Cuba.

El propio Francke dijo que se convirtió en asesor económico hace menos de un mes y algunos cuestionan si se quedará mucho tiempo.

Francke reconoció que aún tiene que reclutar otros nombres de prestigio en el equipo económico de Castillo.

Reducir el déficit

Desde que Francke se unió a la campaña, Castillo ha dicho oficialmente que respetará la autonomía del Banco Central de Perú y que su plan económico no considera expropiaciones o «confiscaciones de ahorros».

El déficit fiscal de Perú aumentó a un 8,9% del producto interno bruto el año pasado, el más alto en tres décadas, debido a la pandemia y porque los cierres estrictos afectaron significativamente los ingresos fiscales. Si bien tiene una relación PIB-deuda baja, también ha crecido durante la pandemia a alrededor de un 35%.

El PIB de Perú también sufrió una contracción de dos dígitos que tardará años en recuperarse.

«Nuestra visión es que se reduzca paulatinamente (el déficit), pero eso sí, no podemos ir en contra de la reactivación económica», dijo Francke, quien agregó que aún no tienen objetivos específicos de reducción.

Francke citó un estudio realizado por la autoridad tributaria de Perú, que dice que las empresas evaden alrededor del 50% del impuesto sobre la renta de las sociedades.

Esas son las únicas reformas fiscales sobre la mesa, afirmó, y agregó que no estaban considerando aumentar el impuesto a las ventas (IGV) o agregar un impuesto al patrimonio.

El socialista Castillo también ha hablado de un mayor proteccionismo para la industria peruana, pero Francke dijo que solo se aplicaría en casos específicos, y citó dos de ellos: los productores de papa y los confeccionistas.

«Perú tiene uno de los niveles de apertura, de cobro de aranceles más bajos de la región, entonces ahí me parece que hay espacio para mejorar un poco, pero no estamos planteando un cambio proteccionista muy grande», dijo Francke.

El candidato presidencial también ha propuesto volver a redactar la Constitución de Perú, preocupando a sus críticos de que pueda cambiar el modelo económico de libre mercado que ha puesto vigor a la producción peruana desde 1992.

Francke dijo que aún no han dado detalles sobre las reformas constitucionales del sistema económico, pero que dos cosas estaban claras: el Banco Central seguiría siendo autónomo y no se le permitiría emitir deuda para financiar al ejecutivo.

Compartir: