Murió el actor Carlos Benjumea a los 80 años

El querido actor Carlos Benjumea murió a los 80 años. La partida del gran artista enluta al teatro, la televisión y el cine de Colombia.

Benjumea siempre soñó con ser actor hasta que se consagró. Estudio en la Escuela Nacional de Arte Dramático y se graduó en 1962. Tuvo dos matrimonios: el primero con Julia Plazas y el segundo con Liz Yamayusa. En total, tuvo cinco hijos. El actor aseguraba que tenía menos años de lo que decía su partida de bautizo y documentos legales, ya que debido a su indisciplina la familia lo mandó a la brava a prestar servicio cuando apenas tenía 14 años, para lo cual se habría adulterado su partida de bautizo.

Durante mucho tiempo Benjumea fue apodado ‘El Gordo’, pero una paulatina pérdida de peso causó que el sobrenombre simplemente desapareciera de un momento a otro. En sus últimos años, debido a problemas renales, debió someterse a varias sesiones de diálisis a la semana.

Actor consagrado como pocos, Carlos Benjumea despuntó en las tablas con obras como El fantasma de Canterville (1971), No me descubras Cristóbal (1977), Doña Rosita la soltera (1999) y Diálogos prostáticos (2005).

En televisión descolló en producciones como Yo y tú (1956-1976), Recordará mi nombre (1976), La Guerra de Guerrita (1977), Don Camilo (1988) y Escobar el patrón del mal (2012).

También fue presentador, por lo que muchos televidentes lo recuerdan por espacios educativos como Ver para aprender (1984-1987) y los programa de concurso Sabariedades (1982), así como Pacheco, el Gordo y … (1985-1986).

Carlos Benjumea fue el primer gran protagonista del séptimo arte nacional. Algunas películas con las que se granjeó una carrera insuperable fueron: Préstame tu marido (1973), Esposos en vacaciones (1977), Colombia connection (1978), El taxista millonario (1979) y El inmigrante latino (1980), entre otras producciones.

«Mi trabajo era mi amante. Mi amante era estar montado en un set. Mi amante era saber que una luz se prendía, mi amante era ver la lente de una cámara, escuchar el carrete de una cámara de cine. Ese era mi orgasmo favorito», aseguró en entrevista con Los Informantes el actor.

Compartir: