El diario inglés The Economist aboga por reelección de Obama

El influyente semanario londinense The Economist apoyó hoy la reelección del presidente Barack Obama, pese a lo que consideró decisión difícil de tomar de los votantes estadounidenses en los comicios del 6 de noviembre.

De acuerdo con la publicación, hace cuatro años respaldaron al gobernante con entusiasmo, como mismo hicieron millones de electores, sin embargo, ahora solo reelegirían a Obama por ser “el diablo que ya conocemos”.

La próxima semana los estadounidenses se enfrentarán a las urnas desesperanzados después de haber soportado una miserable campaña negativa, sentenció.

En ese sentido, calificó de lamentable la campaña del candidato demócrata, quien una vez personificó la esperanza y el centrismo, al desencadenar una serie de ataques contra su rival republicano, Mitt Romney.

The Economist indicó que estas elecciones se convierten en dos preguntas.

La primera ¿qué tan buen presidente ha sido Obama, especialmente en temas como la economía y la política exterior?

La segunda interrogante enfocada en el exgobernador de Massachusetts. ¿Pueden confiar los estadounidenses en el siempre cambiante Romney para hacer un mejor trabajo?

Sobre esa base, consideró el semanario, el candidato demócrata merece estrechamente ser reelegido. Según la fuente, el primer mandato de Obama ha sido irregular. En el plano económico el argumento a su favor radicó en impedir que todo fuese peor y en cuanto a la salud, la publicación resaltó la reforma sanitaria.

Las deficiencias del presidente han dejado un amplio margen para el candidato republicano, apuntó.

Obama cuenta con el respaldo de algunos de los principales periódicos de Estados Unidos, incluido The Washington Post y The New York Times, mientras Romney recibió el endoso de diarios regionales como The Des Moines Register. Un sondeo realizado en el Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia y Francia reveló ayer que el 90 por ciento de los ciudadanos elegirían al candidato demócrata si pudieran votar, mientras el resto se inclinaría por su rival republicano.

Sin embargo, en Estados Unidos los dos principales candidatos presidenciales van virtualmente empatados en cuanto a intención de voto, de acuerdo con las últimas encuestas. Prensa Latina

Compartir: