El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, nombró en la noche de este lunes al nuevo gerente de EPM.

Se trata de Alejandro Calderón Chatet, quien se desempeñaba como vicepresidente de Finanzas e Inversiones de la compañía y es economista y especialista en administración de empresas y economía de la Universidad de California en Estados Unidos, así como magister en Administración con énfasis en Finanzas de Harvard.

Calderón Chatet llega al cargo para reemplazar a Mónica Ruiz, quien ocupó la gerencia de manera temporal después de que el mandatario le pidió la renuncia Álvaro Guillermo Rendón.

Según el mandatario, la elección se hizo tras un proceso con cazatalentos y estuvo acompañado por la Junta Directiva de la compañía.

Entre los retos de Calderón Chatet al frente de EPM está el proceso final de Hidroituango, que, según el cronograma, estaría dando energía en el 2022.

Polémica salida

La salida del anterior gerente de EPM, Álvaro Rendón, desató una polémica en Medellín.

El entonces directivo dio a conocer en una carta que el mandatario le había solicitado «reiteradamente» que dejara el cargo.

No obstante, Rendón dijo que llevaría el caso a la Junta Directiva, que finalmente aceptó que dejara la gerencia, la cual es una de las más importantes de Medellín.

En su momento, el exgerente aseguró que salió del cargo porque al alcalde Quintero le interesaba «una persona que le copiara más y entendí que él tenía una percepción del Grupo EPM como si fuera una secretaría de despacho. Le cuesta entender que tiene unas reglas propias del gobierno corporativo que defender. No me he cansado de repetirlas y él hace cada vez más por permearlas y por pasar ese cerco. Y yo lo he contenido y ese ha sido el desgaste».

Tras esto, el mandatario nombró a Mónica Ruiz como gerente encargada e, incluso, se comentó que podría quedar en el cargo, pero, finalmente, y después de varios meses de especulaciones con la gerencia, fue ascendido Calderón.

Compartir: