Gobierno presentaría esta semana la nueva reforma tributaria

El proyecto será radicado por el Gobierno para que inicie su trámite en el Legislativo. En el Congreso, los partidos oficialistas siguen expresado reservas.

El Gobierno aspira a recaudar $11 billones con la reforma tributaria.

El pulso será duro y el debate en redes sociales está al rojo vivo. Más aún cuando el rumor de la supuesta compra de aviones de guerra para renovar la actual flota que tiene el país, con una inversión de US $4.500 millones, se escucha en todos los rincones. Según le dijo el viceministro de Hacienda Juan Alberto Londoño a Blu Radio, no es cierto que se estén negociando dichos aviones y los recursos que se pretenden recaudar apuntan única y exclusivamente a los gastos de la emergencia para salvar a toda la gente que entró en vulnerabilidad. Y les pidió a senadores y representantes a la Cámara ser “responsables” frente a esta situación, y a todos los colombianos “hacer un sacrificio”.

No será fácil. Incluso, el expresidente y exsenador Álvaro Uribe Vélez, máximo líder del Centro Democrático, el partido de gobierno, ha prendido las alarmas en torno a lo que podrían ser los efectos adversos del trámite de la reforma en el Legislativo para la colectividad y los réditos políticos que podría obtener la oposición en plena época pre-electoral. “Por favor ministros: el ahorro tiene que ser drástico y la tributaria moderada y consensuada con las mayorías. Propuestas que generen rechazo, como gravar pensiones a partir de los siete millones, por ejemplo, no las aprueba el Congreso, afectan más al Gobierno y al Centro Democrático, y la oposición se lleva el mérito”, trinó hace algunos días el exmandatario.

Esta semana es definitiva y lo que se conoce es que, más allá de los últimos retoques o de bautizar con otro nombre el proyecto, eufemismos a los que parece ya acostumbrado el gobierno Duque, desde la Casa de Nariño lo que están haciendo es tendiendo puentes con las bancadas aliadas y las independientes, tratando de sumar fuerzas para no sufrir un descalabro monumental al momento del trámite. Lo que se busca es asegurar los votos para, al menos, pasar los puntos claves de la iniciativa. El lío es que incluso en los sectores oficialistas y los declarados independientes (los partidos Liberal y Cambio Radical) hay resistencia a temas como el gravar con IVA productos básicos de la canasta familiar o las pensiones, sea cual sea el límite.

Los damnificados de la reforma tributaria

“¿IVA a la canasta familiar? Mamola”, rezan varias vallas puestas por el Partido Liberal en diferentes regiones del país, anunciando su rechazo al proyecto, retomando la famosa respuesta del fallecido líder santandereano Horacio Serpa. Los liberales, que son independientes del Gobierno, han dicho que están dispuestos a dar el debate y escuchar los planteamientos, pero trazando unas líneas rojas. Por ejemplo, el senador Luis Fernando Velasco ha dicho que lo del IVA “es un impuesto contra la gente humilde y contra el crecimiento económico del país”. A su vez, el representante Alejandro Carlos Chacón, ha hecho un llamado para que más bien se piense en la eliminación del IVA para reemplazarlo por un impuesto al consumo del 8 %, algo que, en su concepto, permite aumentar el recaudo.

En Cambio Radical, si bien reconocen la importancia de obtener recursos, consideran que aumentar los impuestos a la clase media no es el camino ideal y debería pensarse en implementar herramientas para atacar el contrabando, eliminar las exoneraciones, y presentar un plan que tranquilice a las calificadoras para que no se vea afectada la economía y la inversión. Ahora, no se sabe que tanta influencia tengan las palabras de Vargas Lleras que, como se dijo al comienzo de esta nota, se fue lanza en ristre contra el Gobierno y su reforma tributaria o como se le quiera llamar.

Compartir: