Bogotá tendría 4 días de trabajo pleno y 3 de cuarentena estricta

Bogotá, 05 de abril _ RAM_ En vilo. Así estuvo la capital del país durante todo el día de ayer a la espera del paquete de medidas que se aplicarán en la ciudad para sobrellevar una tercera ola de contagios que, palabras concretas de la alcaldesa “ya empezó y un tercer pico va a haber, pero depende de las medidas que adoptemos ahora que esta comenzando el pico que podamos controlar sus efectos muy negativos”.

Y es que ya está aquí. Pese a que Bogotá es una de las ciudades que aún no esta en alerta roja y su nivel de ocupación de unidades de cuidados intensivos aún no está por encima del 70%, su nivel de alerta en el semáforo epidemiológico pasó de amarillo a naranja, aunque es imperativo tener en cuenta que todos estos anuncios se enmarcaron en una palabra que no debe perderse de vista: mitigación y prevención, lo que quiere decir que Bogotá no está reaccionando; está evitando.

Dicho esto, la ciudad optó por la combinación de 2 medidas: pico y cédula y un esquema de cuatro días de full actividad por tres días de cierres totales (con las mismas condiciones que se aplicaron en el simulacro del 20 de marzo, lo que incluye la restricción de la movilidad por Cundinamarca) que arrancarían el próximo jueves.

Para claridad del lector, esta propuesta del Palacio Liévano, ¿en qué se diferencia a las medidas que recomendó el gobierno Nacional y que dejó a discrecionalidad de los alcaldes? El gobierno le propuso a las ciudades con la ocupación de UCI entre el 50% y el 69% el pico y cédula, eso no varió, pero también el establecimiento de restricciones nocturnas a la movilidad, entre las 00:00 a.m. y las 5:00 a.m.

Al cierre de esta edición el presidente Iván Duque aún no le había dado el visto bueno a esta conjugación de medidas, aunque es importante referir que en el Comité epidemiológico estaba el ministro de Salud, el viceministro y su equipo de expertos, y una vez aprobadas se comenzarían a aplicar pasado mañana.

“Con el Comité Epidemiológico Nacional estamos de acuerdo en que esta tercera ola ya empezó y posiblemente tendrá su mayor expresión en la última semana de abril en la ciudad de Bogotá, pero con estas medidas tempranas, ahora que sólo tenemos el 67% de ocupación en nuestras Unidades de Cuidados Intensivos, podremos mitigar los efectos más complejos de esa tercera hora”, reiteró en más de una ocasión la mandataria.

Ahora bien, ¿qué medidas comenzarían a regir a partir de hoy? En primer lugar se acogería la medida de pico y cédula propuesto por el Gobierno Nacional a partir de hoy y hasta el 19 de abril.

Así mismo, se instauraría un esquema de cuarentena general que se repetirá desde el jueves 8 de abril a las 10 de la noche, hasta el lunes 12 de abril a las 4:00 cuatro de la mañana. ¿Cómo lo explicó la alcaldesa?

“No habría toque de queda entre las 12 y las 5 de la mañana pero si habría un esquema de 4 por 3, lo que significa que habrá cuatro días de trabajo, estudio y movilidad, por tres días de cuarentena general. Esos tres días de cuarentena general comenzarían desde este jueves 8 de abril a las 10 de la noche hasta el lunes 12 de abril a las cuatro de la mañana”, indicó la alcaldesa Claudia López.

Y de manera reiterativa, se repetiría el mismo esquema el siguiente jueves 15 de abril, hasta el lunes 19 de abril a las cuatro de la mañana. “Para lo que más queremos aprovechar esos días y ese esquema de 4 por 3, es sobre todo para tratar de identificar, aislar y cuidar a quienes están asintomáticos o contagiadas”, precisó la mandataria.

De esta manera, en Bogotá habrá cuatro días de trabajo y estudio bioseguro y tres de cuarentena. Se restringirá el ingreso y salida de vehículos a Bogotá en coordinación con los administradores de peajes en las entradas y salidas de la ciudad. Serán siete días de cuidado efectivo para lograr mitigar el incremento del contagio y la ocupación UCI.

Entre tanto, a partir de hoy y hasta el martes de la próxima semana, la Alcaldía Mayor activará todos los equipos de salud para hacer una aplicación masiva de pruebas, rastreo y aislamiento dentro del denominado esquema DAR, a quienes reporten síntomas a su respectiva EPS.

“Para lo que más queremos aprovechar el esquema de 4X3 es para tratar de identificar y aislar a quienes están sintomáticos o contagiados. Vamos a acelerar la estrategia DAR. El que detecte síntomas se queda en casa, reporta a su EPS y si transcurridos tres días sigue enfermo tomamos pruebas (que se entregará en 48 horas). Hoy estamos haciendo 11.000 pruebas día y vamos aumentar a 20.000 pruebas diarias”, añadió la Mandataria.

Por último, las medidas que sean aprobadas estarán en vigencia hasta el próximo 19 de abril y serán revisadas en el Comité epidemiológico nacional agendado para el próximo lunes 12 de Abril.

La razón por la cual se tomarían todas estas medidas, y la razón por la cual la ciudad pasó de una alerta amarilla a una alerta naranja ayer en horas de la mañana, se debió a que antes de Semana Santa Bogotá presentaba una ocupación de UCI para covid-19 del 55%.

Solo cinco días después tiene una ocupación del 64%, 10 puntos porcentuales más, lo que presiona la capacidad hospitalaria ubicando a la ciudad en una alerta naranja en el semáforo Covid-19.

Y adicional a esto, en la capital el crecimiento en 3 puntos porcentuales diario en los requerimientos de UCI Covid al CRUE, despertó las alarmas pues estas llamadas pasaron de ser en promedio de 52 a 114, mismo nivel de llamadas que hubo en diciembre.

“A ese ritmo es necesario tomar medidas de mayor contención de la transmisión comunitaria y expansión de la capacidad hospitalaria. “Vamos a trabajar hoy para tres cosas: ir habilitando cada semana entre 150 y 160 UCI adicionales, maximizar el número de pruebas y maximizar el cerco epidemiológico”, precisó López.

Compartir: