«Santos estuvo en contacto con Cristina para arrestar a ‘Mi Sangre'»

José Roberto León Riaño, en declaraciones a Radio Mitre de Buenos Aires, detalló el operativo que terminó con la captura de Henry de Jesús López, alias “Mi Sangre”, líder de la poderosa bacrim Los Urabeños. Confirmó que ambos mandatarios -Juan Manuel Santos y Cristina Fernández de Kirchner- mantuvieron conversaciones directas hasta dar con el paradero del capo.

El director general de la Policía, uno de los puestos más importantes de Colombia por su carácter político, explicó que el capo narco había logrado evadir otros operativos de “las policías hermanas”. Uno en Buenos Aires y otro en Paraguay. Además, reveló que el objetivo de “’Mi Sangre’ era llegar al Ecuador, pero ya había estado en Brasil y Venezuela”.

“La captura significa menos violencia y menos homicidios. Con esta alianza transnacional para la lucha contra el narcotráfico, a los delincuentes se les va reduciendo el espacio, y cada día, los operativos de las policías hermanas son más efectivos y contundentes”, afirmó.

El jefe policial, además, explicó las conexiones del capo con el sanguinario cártel de drogas mexicano de Los Zetas, “que lo hacía tener un nivel de importancia mayúsculo”.

A López lo buscaban tanto en Colombia como en los Estados Unidos. Un fiscal de Medellín había pedido su captura por concierto para delinquir, por tráfico y tenencia de armas y terrorismo. Asimismo, la prensa local había informado en los últimos meses que planeaba negociar su entrega con la Justicia estadounidense.

El artículo de La W recuerda que “Mi Sangre” se inició en una pandilla callejera, robando locales, que luego se vinculó con la Oficina de Envigado, donde escaló posiciones hasta convertirse en lugarteniente de Diego Murillo, alias “Don Berna”, sucesor de Pablo Escobar. Asimismo, tenía amenazados a varios periodistas colombianos y había demandando a un general por calumnias.

Los Urabeños son una bacrim creada por mandos medios de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) después de la desmovilización de esta organización paramilitar entre 2003 y 2006. En la actualidad, controlan el tráfico de drogas a través de la región de Urabá y zonas del Caribe.

 

 

Compartir: