La alerta de la Contraloría de Medellín por pérdida de la inversión que EPM hizo en México

La Contraloría de Medellín, en una auditoría preliminar, entregó un concepto desfavorable a la inversión que EPM hizo en 2013 al comprar a la filial mexicana TICSA, dedicada al tratamiento y reúso de aguas, por un monto de al menos 72.7 millones de dólares (que hoy con la tasa actual equivalen a 263.000 millones de pesos colombianos).

Según la entidad, ocho años después no hay un retorno de dicha inversión por lo que podría perderse. Ante esto, en una carta enviada al anterior gerente de EPM el pasado 28 de enero, aseguró que hará otra auditoría especial que permita recolectar más información y determinar si abren o no un proceso por responsabilidad fiscal.

EPM respondió en un comunicado que si bien adelantó la compra con toda la evaluación de riesgos, se han presentado varias situaciones de tipo político y económico propias de México.

Entre ellas, destacó la baja en los precios del petróleo, así como los recursos para tener el plan de aguas y decisiones de gobiernos municipales relacionados con la propiedad de las plantas de tratamiento.

Incluso, la empresa de servicios públicos ha ganado varios procesos judiciales y hoy tiene uno vigente por un monto cercano a los $234.000 millones, en reclamaciones de dichas propiedades.

Con esto, EPM aseguró que la disminución de los recursos es por los cambios en la estabilidad jurídica de México que disminuyeron la proyección esperada pero que no están en riesgo los recursos de los ciudadanos.

Compartir: