Ventas de vehículos con energías limpias aumentaron 143% en febrero en el país

Bogotá, 02 de marzo _ RAM_ Con la matrícula de 1.744 vehículos híbridos y eléctricos en el mes de febrero, las ventas de esta clase de automotores aumentaron 143,6% para ese mes, informó la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos).

La Asociación anunció que los registros de vehículos eléctricos fueron impulsados por las entregas de Transmilenio en Bogotá, y que el «vertiginoso crecimiento de este mercado» sigue atrayendo a nuevas marcas al país.

Este aumento de la movilidad sostenible se debe a las políticas que ha impulsado el Presidente Iván Duque para hacer de Colombia un país responsable ambientalmente, al impulsar también la transición energética hacia energías renovables no convencionales.

Respecto a los vehículos eléctricos, estos tienen preferencias tributarias más atractivas para incentivar su compra: el IVA es de apenas el 5%, con cero por ciento de arancel, la tarifa del impuesto no supera el 1% del valor comercial y el SOAT tiene un descuento del 10%.

Además, a finales de febrero se firmó el decreto por el cual se reglamentó que todos los parqueaderos en municipios con una población superior a 50.000 habitantes deben destinar por lo menos el 2% de su capacidad para vehículos eléctricos e híbridos.

De la misma manera, el Gobierno del Presidente Duque, mediante cofinanciación de la Nación, ha apoyado la movilidad sostenible en el transporte público del país, hasta el punto de que Colombia cuenta ya con la mayor flota eléctrica de transporte público de Latinoamérica, superando a Chile y México. Actualmente, ciudades como Bogotá, Cali y Medellín cuentan con flotas de vehículos eléctricos y a gas.

De la misma manera, el sector privado también está dando un giro hacia este tipo de vehículos y Colombia ya cuenta también con una de las mayores flotas de la región en movilidad sostenible para vehículos de carga.

El Presidente Duque ha destacado que aparte de lograr una movilidad sostenible para proteger al medio ambiente, también debe haber una matriz eléctrica limpia, por lo que ha impulsado el desarrollo de las energías renovables no convencionales como la solar y eólica, y ha instado en la investigación del hidrógeno verde y la geotermia.

Al comienzo de su gobierno, el país solo tenía 35 MW de capacidad instalada en energías renovables no convencionales, mientras que ahora cuenta con cerca de 300 MW y se espera que para finales de 2022 llegue a unas 2.500 MW.

Un salto de 0,2% que constituían las energías renovables no convencionales en la matriz energética del país en agosto de 2018, a cerca de un 14% para el 2022.

Compartir: