Nepotismo Progresista

Parece que es mejor estar en la oposición, teniendo la posibilidad de opinar de lo divino y lo humano, que gobernar. Cuando el actual Alcalde de Bogotá Gustavo Petro era Senador, candidato presidencial y candidato a la Alcaldía no dudaba en denunciar casos de corrupción entre ellos el del nepotismo en el Estado.
Pero tal parece que esto quedó en el pasado y hoy en su administración esto ya no importa. Tan no tiene relevancia que el lunes fue notificada ante la Superintendencia Financiera la decisión de la Junta Directiva de la Empresa de Energía de Bogotá de crear la Vicepresidencia de Servicios Públicos y Participación Ciudadana y el nombramiento como nueva Vicepresidente de la Dra Catalina Velasco Campuzano.
Velasco Campuzano ha trabajado en el sector público y en Bogotá. Fue directora del Habitat, de Planeación, Secretaria de Educación y participó en juntas directivas de importantes empresas de la ciudad.
Lo que pocos saben es que la Dra Velasco es la esposa del actual Secretario General de la Alcaldía, Eduardo Noriega, quien participa en la junta directiva de la Empresa de Teléfonos de Bogotá. ¿Se podrá llamar a esto nepotismo? Qué papel jugará la pareja en la anunciada fusión de empresas públicas del Distrito?

Compartir: