Desplante ministerial

Los ministros de  Transporte, Defensa y Comercio, tenían preparado salir del recinto del centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, donde se realizaba  la Asamblea Ordinaria de la U, si el espresidente Alvaro Uribe ofenddía de manera personal, en los apartes de su discurso, al presidente Juan Manuel Santos. Escucharon con atención el discurso del ex mandatario, se hicieron caras entre ellos, hicieron amagues para levantarse de la silla que ocupaban en primera fila, pero finalmente, aunque no quedaron a gusto con el discurso, decidieron permanecer en sus lugares y terminar con el plan de hacer un desplante ministerial. Como el expresidente Uribe no mencionó al presidente en su discurso no les quedó más remedio que aguantar el chaparrón.

Compartir: