Condenaron a Berlusconi a 4 años de cárcel por fraude al fisco

Un día después de confirmar oficialmente que no se va a presentar como candidato a presidir un cuarto gobierno en las próximas elecciones de abril, el ex primer ministro italiano y magnate conservador Silvio Berlusconi, fue condenado hoy por fraude fiscal por un tribunal de Milán a cuatro años de prisión.

Se trata de una decisión de primera instancia por lo que Berlusconi seguirá en libertad mientras se sustancian al menos dos apelaciones, que llevaran varios años.

Pero la noticia fue un gran golpe en un panorama político exasperado por los enfrentamientos y la confusión. Se esperaba el anuncio de ayer del retiro de Berlusconi, pero ahora es evidente que il Cavaliere desmontó de sus aspiraciones, proclamadas hace dos meses, porque se vió venir una condena penal que incluye la interdicción para ejercitar cargos públicos en los próximos tres años.

Procesado con Berlusconi, fue absuelto Fedele Confaloniere el presidente de Mediaset, la empresa madre del imperio mediático de Berlusconi, que es dueño de las tres grandes redes de la TV privada, de la editorial Mondadori, del club de fútbol Milán y otros negocios millonarios.

La acentuada decadencia política del líder de la centroderecha, que protagonizó la llamada era Berlusconi que ha durado más de 18 años, está acompañada por los problemas crecientes en sus empresas, que han perdido mucho valor.

El conocido como proceso Mediaset se inició hace seis años. El fiscal había pedido tres años y ocho meses de cárcel para Berlusconi y Confaloniere, mientra que un productor de hollywood, Frank Agrama, amigo de il Cavaliere, fue condenado a tres años de prisión.

La causa se inició bajo la acusación de que Berlusconi y los suyos habían inflado notablemente los precios de películas, series y derechos televisivos, para hacer fraude con los precios y juntar fondos negros en el exterior.

Por eso el juez de la causa condenó también a Berlusconi a pagar 10 millones de dólares al fisco italiano.

En otro proceso similar, Berlusconi y Confalonieri fueron absueltos hace dos días.

El ex primer ministro tiene abierto un proceso que puede tener para él graves consecuencias. Treinta y dos chicas que visitaban la residencia de Arcore, un suburbio de Milán, pàra participar de fiestas y festicholas organizadas por diligentes amigos de Berlusconi acusados ahora de favorecer la prostitución, están desfilando en un proceso que sufre il Cavaliere por incitar a la prostitución a una menor de edad.

Se trata de la joven marroquí conocida en la noche de Milán como Ruby Robacorazones, que según los jueces mantuvo al menos una docena de encuentros sexuales con Berlusconi que comenzaron cuando tenía solo 16 años.

Berlusconi está además acusado de abuso de poder porque en octubre de 2010, mientras era primer ministro, llamó a un alto funcionario de la policía para pedirle que liberaran a Ruby, que habia sido encarcelada por el robo de un valioso reloj y tres mil euros. El líder conservador alegó que Ruby era pariente del entonces presidente egipcio Hosni Mubarak y que había que evitar un escándalo internacional. Ruby salió en libertad.

Por incitar a la prostitución a una menor Berlusconi puede ser condenada a tres años de cárcel y por el abuso de poder sufriría hasta 12 años de prisión.

Berlusconi al parecer ha gastado una fortuna para conseguir que muchas chicas, entre ellas Ruby, mantengan la boca cerrada sobre los festines del «Bunga Bunga» que se celebraban en su residencia de Arcore.

Compartir: