Reactivación económica de Colombia sería impulsada por la unión de Iberoamérica

La cooperación iberoamericana puede impulsar la reactivación económica de los países miembros tras la crisis causada por la pandemia del coronavirus, asegura la ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, Claudia Blum.

La canciller, que este 30 de noviembre participará en una reunión virtual de ministros de Exteriores de Iberoamérica, preparatoria de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en Andorra en abril de 2021, habló en una entrevista con Efe de los desafíos de esta comunidad integrada por 22 países de ambos lados del Atlántico.

«Esperamos que en esta coyuntura la comunidad iberoamericana se enfoque en promover la cooperación para la reactivación económica frente a los efectos del covid», manifestó la ministra.

Blum destacó que el Gobierno de Andorra, anfitrión de la próxima cumbre, «ha desempeñado una excelente labor» junto con la Secretaría General Iberoamericana (Segib) «en medio de un periodo difícil y su liderazgo puede promover esa solidaridad urgente y el trabajo conjunto entre América Latina y los países de la península ibérica».

Durante la reunión ministerial se presentarán las conclusiones del Grupo de Trabajo Iberoamericano para la recuperación socio-económica en el marco del covid-19, y la ministra espera que esas recomendaciones «permitan avanzar en acciones concretas para la reactivación socio-económica en el marco de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible».

Innovación y desarrollo sostenible

Con respecto a los planteamientos de Colombia en la cita de cancilleres, Blum explicó que hará «énfasis en que la innovación para el desarrollo sostenible es un medio fundamental para reducir la desigualdad económica y brechas sociales que lamentablemente han sido profundizadas a causa de la pandemia que enfrentamos».

La ministra llama la atención para el hecho de que la pandemia ha sido particularmente dura para los más de cuatro millones de migrantes venezolanos que han dejado su país ya que ante la emergencia sanitaria mundial hay otras prioridades de la comunidad internacional.

«Por la pandemia, los países donantes tienen nuevas urgencias y la cooperación esperada en 2020 no ha llegado a los niveles requeridos. Al mismo tiempo, la respuesta a la emergencia ha generado al Estado y a la sociedad en los países receptores de migrantes nuevos retos tanto en asistencia humanitaria como en inclusión social», explica.

Por eso, la canciller defiende como prioridad «el apoyo a los grupos vulnerables, el acceso universal en salud y la reinserción laboral».

«En este sentido es vital reiterar el mensaje de urgencia a la comunidad internacional para fortalecer la respuesta solidaria a la crisis migratoria venezolana que es hoy una de las más graves del mundo», subraya.

Relaciones bilaterales

Al margen de la reunión de cancilleres iberoamericanos, Blum habló también de las relaciones con Estados Unidos y Venezuela, históricamente las más importantes para el país, el primero por su peso económico, político y militar, y el segunda por la vecindad.

«Colombia y Estados Unidos tenemos una agenda positiva, dinámica y amplia enmarcada en un diálogo constructivo y en el apoyo bipartidista en temas que son prioritarios para nuestros Estados», afirma.

Sobre la próxima llegada del demócrata Joe Biden a la Presidencia estadounidense, la canciller considera que fortalecerá los vínculos existentes justamente por el carácter bipartidista de la relación.

«Somos aliados estratégicos; con el nuevo Gobierno vamos a trabajar para que esta relación siga fortaleciéndose en comercio e inversión, medioambiente, innovación, energía, legalidad y desarrollo rural, así como en nuevos frentes que nos permitan responder a los desafíos de la actualidad», señala.

Y en lo que tiene que ver con Venezuela, Colombia se mantiene firme en su reconocimiento del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente interino de ese país.

«Colombia y más de 55 países y varios organismos internacionales lo reconocemos como el gobierno legítimo y constitucional de ese país. No reconocemos el régimen usurpador de (Nicolás) Maduro que no respeta el Estado de derecho ni el orden internacional y que para aferrarse al poder viola los derechos de sus ciudadanos y ha destruido la democracia», subraya.

Fuente
EFE
Compartir: