Despenalización de cultivos ilícitos se hundió

BOGOTA, 24 de Octubre_RAM_ La iniciativa propuesta por un representante del Meta no pasó el segundo debate.

 

Colombia erradicó, en  2007,  153.100 hectáreas de cultivos ilícitos por aspersión aérea y 85.200 manualmente.

La plenaria de la Cámara de Representantes, archivo este miércoles un proyecto de ley que tenía como propósito la despenalización de cultivos ilícitos.

El autor de la iniciativa, representante Liberal, Hugo Velásquez, señaló al respecto que continuará insistiendo para que el proyecto salga adelante.

“Buscábamos hacer justicia con gentes humildes que se han dedicado a los cultivos ilícitos  para sobrevivir”, señaló el congresista.

Así mismo, Velásquez dijo que “un narcotraficante tiene la misma pena que quien cultiva” y por esa razón lo que se buscaba era que “sin dejar que se mantenga la erradicación de cultivos manualmente por cualquier procedimiento, no sea encarcelada la gente”.

Antes del debate, el congresista señaló que quienes se dedican a la siembra de dichos cultivos, no son delincuentes.

Los que siembran cultivos ilícitos no son delincuentes: Partido Liberal

Así lo afirmó un representante del Meta que defiende un proyecto de ley para despenalizar la siembra de ese tipo de cultivos.

El congresista Hugo Velásquez autor de un  proyecto de ley para despenalizar la siembra de cultivos ilícitos, aseguró este miércoles que en el oriente del país más de 22 mil pequeños cultivadores permanecen en cárceles como si fueran grandes capos del narcotráfico.

Así mismo, Velázquez dijo que el proyecto de ley que busca despenalizar los cultivos ilícitos no pretende legalizar la droga, sino dar una solución social a miles de familias colombianas que se han visto obligadas a acudir a esta práctica para sobrevivir, debido al abandono del Estado en regiones apartadas del país.

El representante agregó además que de ser aprobada la iniciativa, el Gobierno Nacional y las autoridades podrán continuar con sus políticas de erradicación y sustitución de cultivos, y a la vez, presentar propuestas alternativas.

“Lo que no se puede hacer es encarcelar a la gente, ya que en este caso la mayoría es campesina, colonos, personas desplazadas y agricultores quebrados porque en el país no ha habido una política agropecuaria responsable y eso ha obligado a que, más por necesidad que por cualquier otro interés, esos sectores que trabajan el campo y que son pobres, acudan a los cultivos ilícitos, pero apenas para sobrevivir”, indicó el congresista.

Velásquez Jaramillo agregó que “en las cárceles del oriente del país (Vichada, Guaviare y Meta)  hay más de 22 mil personas detenidas por cultivos ilícitos que figuran globalmente como narcotraficantes y no lo son”.

“Ellos son pequeños cultivadores que no exceden las 3 hectáreas. El Estado colombiano a través de la policía y la justicia se acostumbró a llenar estadísticas con los pequeños cultivadores, con los raspachines, con el núcleo familiar porque estos agricultores que se dedican a estas actividades siempre están con el núcleo familia, con la esposa y los hijos y ellos son los que terminan apresados”, agregó.

“Estas personas en vez de ver un Estado que los ayude al desarrollo y a salir de la pobreza terminan viendo a un Estado hostil y por lo tanto se van del lado de quienes también están combatiendo el Estado  que son los grupos armados especialmente la guerrilla. Por eso creemos que este proyecto tiene un sentido social”, indicó.

Así mismo, dijo que con el proyecto de ley “queremos despertar el interés de Colombia frente a una región que esta estigmatizada frente a una situación en la cual solamente el Estado es el responsable”.

 

Compartir: