Romney, complicado por la polémica postura sobre violación de un candidato republicano

Además de los traspiés propios de las últimas semanas, el candidato presidencial republicano Mitt Romney sufre ahora los escándalos generados por otros postulantes de su partido.

En este caso el autor de la polémica es el candidato a senador republicano por Indiana, Richard Mourdock, quien en un debate protagonizado ayer marcó una postura antiaborto, inclusive en casos de violación. Y para argumentar a favor sostuvo que si una mujer queda embarazada por un abuso, es obra de Dios.

Durante el debate televisivo, la pregunta a los postulantes fue si debía permitirse el aborto en casos de violación o incesto. Mourdock, con una ultraconservadora, dijo que no.”Me he visto en apuros con ese asunto por mucho tiempo, pero me di cuenta de que la vida es ese don de Dios. Y, creo, aun cuando la vida comienza en esa terrible situación de violación, que eso es algo que Dios quiso que ocurriera», dijo.

Los demócratas respondieron en seguida a las palabras de Mourdock y lo describieron como un “fanático” del movimiento ultraconservador tea party. La presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, calificó la frase como “atroz y degradante para la mujer” e instó a Romney a retirar su mensaje en favor del candidato senatorial.

Ante la polémica que generó, Mourdock explicó más tarde que no creía que Dios quisiera la violación, pero que Dios es el único que puede crear vida. Sin embargo, no pudo parar la ola de indignación.

A sólo 14 días de las elecciones presidenciales, la vocera de la campaña de Romney, Andrea Saul, afirmó que «el gobernador Romney está en desacuerdo con esas palabras, que no reflejan su posición sobre el tema».

Durante la Convención Republicana celebrada en agosto pasado en Tampa, el partido aprobó un documento donde se reclamaba una enmienda de la Constitución  estadounidense para prohibir el aborto.

El texto, similar al aprobado en el 2004 y en el 2008, no prevé excepciones en caso de violación o incesto, y ni siquiera si la vida de la madre está en peligro.

Compartir: