Prisa salta en bolsa tras vender parte de Santillana y acordar reestructuración de deuda

MADRID, 19 octubre (Reuters) – El grupo de medios de comunicación Prisa subía el lunes más del 20% en la bolsa madrileña tras anunciar la venta del negocio de su filial editorial Santillana en España en paralelo a un acuerdo para reestructurar su deuda sindicada, operaciones que permitirán mejorar su liquidez en medio de la pandemia de COVID-19.

Tras la desinversión, que espera cerrar en la primera mitad de 2021, Santillana se centrará en Latinoamérica, su mercado con mayor potencial de crecimiento.

A las 0955 GMT, las acciones de Prisa se intercambiaban por 0,69 euros, un nivel no observado desde principios de mayo, si bien en lo que va de 2020 estas todavía pierden la mitad de su valor.

Antes de la apertura, Prisa comunicó un acuerdo de compromisos básicos o «lock-up» para reestructurar deuda sindicada por 1.148 millones de euros con un grupo de acreedores que representan el 80% de dicho pasivo, al tiempo que anunció la venta de la parte española de Santillana por 465 millones de euros.

En un comunicado al supervisor bursátil español, la compañía dijo que la reestructuración debe ser vinculante para la totalidad de los acreedores y de la deuda afectada.

«Por ello, en el supuesto de que no se alcance una adhesión del 100% de tales acreedores a la operación, la sociedad lanzará un procedimiento legal o judicial que permita tal eficacia general», señaló, añadiendo que este previsiblemente será bajo la figura jurídica «Scheme of Arrangement» previsto en la legislación inglesa.

Asimismo, la reestructuración también está condicionada a la desinversión de los activos españoles de Santillana.

Los términos básicos de la reestructuración contemplan el repago parcial de la deuda a reestructurar por un importe de 400 millones de euros, ampliar el vencimiento de la deuda financiera restante hasta el año 2025 y adaptar las condiciones económicas de la deuda a la nueva capacidad de generación de caja del grupo.

Con la reestructuración, Prisa podrá emitir nueva deuda de rango preferente por alrededor de 110 millones para fortalecer su liquidez y «realizar determinadas operaciones de reorganización societaria» no especificadas. Además, permitirá relajar diversos ratios financieros.

Venta de Santillana

En otro comunicado, Prisa anunció la venta de su filial editorial Santillana, considera como la joya de la corona del grupo, al grupo finlandés Sanoma Corporation por 465 millones de euros en metálico una vez descontada una deuda neta de 53 millones.

«Queda excluida de la operación la actividad privada y pública de Santillana en Latinoamérica, que se seguirá desarrollando por Prisa, indirectamente, a través de Santillana. Asimismo, Santillana mantendrá la propiedad de todas sus marcas, suscribiendóse, en la fecha de cierre de la Operación, un acuerdo de licencia exclusiva a favor de Sanoma para la utilización, entre otros derechos, de las marcas ‘Santillana” y ‘Loqueleo’ en la Unión Europea, excluyendo Portugal, y de la marca ‘Richmond’ en España», indicó.

La venta de Santillana está supeditada a la reestructuración de la deuda, a las autorizaciones regulatorias preceptivas y al visto bueno de los accionistas.

Prisa recibió el asesoramiento de Morgan Stanley en la desinversión, mientras que el asesor de Sanoma fue el banco de inversión estadounidense Greenhill, dijo una fuente con conocimiento de la situación.

Compartir: