En Colombia se están preparando más de mil mercenarios para sabotear las elecciones : Maduro

Agencia ANADOLU

Caracas, 11 de octubre_ RAM_ El mandatario de Venezuela añadió que Estados Unidos pretende «crear una guerra en un país que próximamente celebrará una nueva fiesta democrática con la elección de un nuevo Parlamento».

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió que Colombia prepara a más de mil personas para presuntamente sabotear las elecciones parlamentarias de diciembre.

«En este momento en Colombia se están preparando más de mil mercenarios bajo una operación dirigida, con ayuda de la estructura de inteligencia de dicho país y bajo el amparo de Iván Duque, para sabotear el clima político y electoral en Venezuela», manifestó el jefe de Estado venezolano el pasado sábado.

Maduro añadió que Estados Unidos pretende «crear una guerra en un país que próximamente celebrará una nueva fiesta democrática con la elección de un nuevo Parlamento».

Finalmente, el mandatario venezolano expresó que las elecciones del próximo 6 de diciembre tienen todas las garantías para ser realizadas.

El pasado 7 de octubre, el máximo diplomático de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, anunció que el bloque no enviará un equipo observador para las elecciones legislativas en el país suramericano.

«Como las elecciones no se van a posponer, la Unión Europea ni siquiera puede considerar enviar una misión de observación electoral», aseveró en su momento Borrell.

Cabe destacar que el Gobierno venezolano invitó a un equipo de la UE para que arribara a la nación suramericana y verificara el transparente desarrollo de los comicios legislativos.

A principios de octubre, el Gobierno de Maduro rechazó el «pliego de condicionamientos» anunciado por la Unión Europea para observar dichas elecciones.

Un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano destacó: «Ante la invitación que le hiciera formalmente el Poder Electoral para incorporarse al proceso de observación, es lamentable que la Unión Europea responda con un pliego de condicionamientos con la pretensión de desconocer incluso taxativos mandatos constitucionales, en un acto inadmisible que no se corresponde con el espíritu de la invitación realizada».

Compartir: