Expectativas de inflación en Colombia bajan para 2020, aunque precios subirían en septiembre

Por Nelson Bocanegra 

Bogotá, 29 septiembre (Reuters) – Las expectativas de inflación en Colombia para este año disminuyeron, en medio de la afectación de la demanda interna por la pandemia de coronavirus, aunque los precios aumentarían en septiembre ante la reapertura de actividades tras una prolongada cuarentena, reveló el martes un sondeo de Reuters.

Según la mediana de la consulta entre 16 analistas, la inflación totalizaría este año un 1,70%, menos que el 1,80% que arrojó el sondeo del mes pasado.

De cumplirse la proyección, se trataría de la inflación más baja en 65 años y sería inferior a la meta del Banco Central, de 3%.

«Los choques generados por la debilidad en la demanda continuarán influyendo a la baja en los precios, en especial de arrendamientos, educación y bienes que no son de primera necesidad», dijo Juan David Ballén, economista jefe de la correduría Casa de Bolsa.

Las expectativas para 2021 se mantuvieron en 2,9%.

Pero los precios al consumidor aumentarían un 0,08% en septiembre, por la normalización de las actividades económicas y el consumo de los hogares, así como por la finalización de algunas ayudas gubernamentales en la pandemia.

En agosto, los precios al consumidor bajaron un 0,01%.

«La gradual eliminación de las medidas de ayuda por el COVID-19 (como los subsidios a los precios de los servicios públicos) y la reapertura de la economía eliminarán presiones adicionales a la baja sobre la inflación», opinó Carolina Monzón, economista jefe para Colombia del banco Itaú.

No obstante, «la amplia brecha de la producción y una moneda estable limitarán los aumentos de precios», afirmó.

Colombia atravesó por un confinamiento obligatorio de más de cinco meses -entre marzo y agosto-, que provocó la semiparálisis de la actividad económica y un alto desempleo, lo que llevó al Producto Interno Bruto (PIB) a contraerse un 7,42% en el primer semestre.

En ese contexto, el Banco Central ha reducido su tasa de interés en un total de 250 puntos base durante siete meses consecutivos a un mínimo histórico de 1,75%, para bajar el costo financiero de empresas y hogares, e impulsar la reactivación de la economía.

Compartir: