¿Recortar o parar? Mercado dividido ante próxima decisión de tasas en Colombia

Por Nelson Bocanegra 

Bogotá, 22 septiembre (Reuters) – El mercado está dividido entre si el Banco Central de Colombia continuará recortando su tasa de interés para apoyar la recuperación de la golpeada economía, o si detendrá el ciclo bajista para evitar salidas de capitales y a la vez guardar munición para el futuro, reveló el martes un sondeo de Reuters.

En la consulta, 14 de los 26 analistas proyectaron que la autoridad monetaria reducirá el viernes en 25 puntos base su tipo referencial a un nuevo mínimo de 1,75%, mientras los 12 restantes consideraron que lo dejará estable en el actual 2%.

La división se presenta tras seis meses de bajas en la tasa del banco emisor -en un total de 225 puntos- para aliviar el costo de financiamiento de empresas y personas azotadas por una cuarentena de más de cinco meses decretada el Gobierno para contener el coronavirus y que provocó la semiparálisis de la producción y un repunte del desempleo.

Camilo Pérez, economista jefe del Banco de Bogotá, cambió de bando y ahora espera una nueva reducción de la tasa, tras el favorable comportamiento de la inflación en agosto, que se repetiría en septiembre y llevaría a que el indicador termine muy por debajo de la meta de 3%.

«Inflaciones bajas abren espacio para recortes adicionales de la tasa de interés. A esto se sumaron los débiles datos de actividad que se conocieron recientemente, confirmando que un estímulo monetario adicional es necesario», opinó Pérez.

El Banco Central proyecta que la economía se contraerá entre un 6% y 10% este año, una visión menos optimista que la del Gobierno, que espera una caída de 5,5%.

No obstante, otros agentes consideran que el banco hará un alto en el camino y dejaría estable la tasa para evitar una mayor salida de capitales por menores rentabilidades que dificulten la financiación externa del país, así como para esperar a ver la efectividad de los recortes previos.

«La preocupación es que un esfuerzo acelerado de mayor relajación monetaria podría poner a Colombia en una situación desventajosa en términos de diferenciales de tasas, que pudiera presionar aún más el financiamiento del déficit en cuenta corriente vía inversión en capital», explicó Joel Virgen, economista jefe de México y Colombia para BNP Paribas.

De hecho, este mes el gerente del Banco Central, Juan José Echavarría, admitió que la salida de capitales ha sido uno de los principales factores que el organismo ha tenido en cuenta para reducir de manera gradual las tasas.

Entre enero y agosto salieron del país 1.644 millones de dólares de carteras de portafolios, ante la volatilidad e incertidumbre por el coronavirus.

«Además, el Banco Central querrá guardar espacio de maniobra de ser necesario un nuevo esfuerzo monetario, porque los riesgos sobre el crecimiento económico siguen a la baja», concluyó Virgen.

Compartir: