Jornada pacífica, pero con algunos disturbios

El comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, general Ricardo Alarcón, aseguró que la jornada de protesta que se llevó a cabo en la capital del Atlántico transcurrió en completa normalidad.

Según el alto oficial, la primera marcha salió de Caribe Verde y la segunda de la sede de la Universidad Autónoma del Caribe para encontrarse a la altura de la calle 76 y bajar hasta la Plaza de la Paz, donde al cierre de esta edición aún permanecían algunos de los manifestantes agitando banderas y lanzando arengas.

Durante la manifestación varios jóvenes pintaron grafitis en algunas paredes de edificaciones y estructuras del Distrito, pero sin causar desmanes o alteraciones del orden público.

El comandante de la Mebar aseguró que 400 uniformados acompañaron la manifestación y garantizaron la seguridad de los marchantes y de los CAI y estaciones de Policía ubicadas a lo largo del recorrido.

Horas antes de la manifestación, el general Alarcón invitó a los participantes de la manifestación a marchar en “completa tranquilidad” y en “completa paz” y se comprometió a hacerles un acompañamiento para que transcurriera en la “mayor normalidad” posible. Entre tanto, la Alcaldía, a través de la Oficina de Seguridad y Convivencia Ciudadana, hizo presencia con promotores de convivencia.

El Puesto de Mando Unificado (PMU), que estuvo ubicado en el Comando de la Policía, se abrió al inicio de la jornada.

Según las centrales obreras y colectivos ciudadanos que organizaron la manifestación en la capital del Atlántico, en la marcha participaron unas 4 mil personas.

Jóvenes protestan en Santa Marta

Un grupo de aproximadamente 200 jóvenes salieron a las calles de Santa Marta para protestar de manera pacífica por los crímenes contra líderes sociales en el país y rechazar los abusos de la Policía Nacional.

Los jóvenes se congregaron desde las 4:00 p.m. del lunes en la estatua del ‘Pibe’ Valderrama, en el estadio Eduardo Santos, y de ahí partieron hacia la avenida del Libertador, bloqueando el paso de vehículos en la ciudad. Con pancartas y arengas, rechazando el actuar del gobierno del presidente Iván Duque y de la Policía, los manifestantes recorrieron las principales avenidas de la capital del Magdalena.

“No más masacres, no más brutalidad policial”, se leía en las pancartas que llevaban.

A su llegada a la intersección de la carreta quinta con calle 22, los jóvenes se tiraron al suelo y pintaron las siluetas de los 14 fallecidos en Bogotá hace semanas.

La marcha también estuvo acompañada por un grupo de simpatizantes de Fuerza Ciudadana, el partido político del gobernador Carlos Caicedo y la alcaldesa Virna Johnson, pero estos no llegaron a la sede policial y siguieron rumbo al parque Bolívar.

Caravana en Riohacha por el paro nacional

Los diferentes sindicatos y líderes de La Guajira se unieron al paro nacional de este 21 de septiembre, con una caravana que se realizó por las principales calles de Riohacha.

La manifestación estuvo protagonizada por los reclamos al Gobierno nacional por las masacres, la muerte de líderes sociales, la falta de empleo, el abuso policial, entre otros temas.

Luis Guerra, presidente de la Asociación de Educadores de La Guajira, Asodegua, afirmó que salieron a las calles “por la vida, la salud y los derechos salariales de los colombianos”.

“Guardando todos los protocolos de bioseguridad salimos para mandarle un mensaje al Gobierno nacional y decirle que es necesario que en este país se respete el derecho a la vida, que cesen las hostilidades y amenazas a líderes sindicales y sociales”, expresó.

También agregó: “No podemos permitir que se legisle de espaldas a la realidad del país y a las necesidades del pueblo emitiendo el decreto en el cual subyace una reforma laboral y pensional”.

También indicó que el Gobierno no puede insistir en el regreso a clases presenciales, porque en La Guajira no hay condiciones para hacerlo. “Muchas instituciones no tienen la infraestructura necesaria para cumplir con los protocolos que se necesitan para evitar un contagio. Primero la vida de nuestros estudiantes, de los docentes y de toda la comunidad educativa”, manifestó el presidente de la Asociación de Educadores de La Guajira.

Marcha tranquila en Sincelejo

Muy nutrida y en calma, así transcurrió la caravana de paro nacional que recorrió avenidas y calles céntricas de Sincelejo entre las 9:00 de la mañana y las 12:00 del mediodía de este lunes.

Mientras los integrantes de las centrales obreras se movilizaban en carros, motos y hasta en bicicletas, un grupo de estudiantes universitarios lo hizo a pie cargando un ataúd con letreros que recordaron a los ciudadanos que han fallecido en el último año por cuenta de los excesos de la Fuerza Pública. Personal de los sindicatos de la educación y la salud se unieron a la movilización para rechazar que a los médicos y enfermeras no les pagan a tiempo y les deben muchos salarios atrasados. También estuvieron presentes docentes y estudiantes, y centrales obreras en rechazo de la tercerización laboral.

Compartir: