Las explicaciones de la cúpula de la Policía sobre posibles abusos en disturbios

Los abusos de autoridad que se cometieron durante las manifestaciones ciudadanas la semana pasada, fueron objeto de una sesión privada en la Comisión Segunda del Senado en la que los altos oficiales de la Policía salieron en defensa de su institución explicaron por qué tenían armas en medio de las protestas.

“Ellos no estaban de servicio para acompañar una manifestación pacífica, ellos estaban de servicio dentro del cuadrante, por eso los policías estaban armados, tenían pistolas, una pistola que les entregó el Estado. Ellos fueron sorprendidos de manera abrupta por una forma de violencia con una alineación sistemática”, expresó el director encargado de la Policía, el general Gustavo Moreno.

“Aquí se rompieron todos los contextos como nunca en la historia de la Policía Nacional, algunos referenciaban estos hechos con la toma del Palacio de Justicia, los que hemos estudiado un poco más y hemos tenido la oportunidad de conocer más de fondo la historia de la violencia en Colombia, tuvimos hasta la percepción que se pudiera tratar de un nuevo Bogotazo”, dijo el general encargado Gustavo Moreno.

Durante la intervención de la cúpula de la Policía en la sesión privada, los uniformados señalaron que las actuaciones de los miembros de esta institución siempre estuvieron bajo la vigilancia del puesto de mando unificado en la que estuvo la alcaldesa Claudia López y parte de la dirección administrativa del Distrito.

“Estuvo siempre la autoridad de la Policía en el marco de lo que dice la ley. Reitero, estuvimos hablando y quienes tenemos que tomar las decisiones estábamos para eso, estábamos ahí y que bueno que la señora alcaldesa estaba con nosotros, que el señor secretario de Gobierno estaba con nosotros y ellos estaban viendo desde el C4”, explicó a su turno el general Jorge Luis Vargas, director de Seguridad y Convivencia Ciudadana de la Policía.

Los uniformados entregaron resultados de las investigaciones internas e indicaron que ya pudieron identificar a 56 policías que dispararon y que la Fiscalía ya tiene en su poder 27 armas para que se haga el respectivo análisis.

La Policía también señaló que 35 uniformados que dispararon ya lo reconocieron e indicaron que lo hicieron porque había un riesgo contra su vida.
Compartir: