Estar en alerta y no bajar la guardia ante el Covid-19 recomienda el Gobierno

Bogotá, 14 de septiembre_ RAM_ El presidente Iván Duque, junto a expertos epidemiólogos, presentó este lunes el balance de los primeros 14 días sin cuarentena en Colombia.

En primera medida, el mandatario hizo un llamado a todos los ciudadanos a que no bajen la guardia con el cuidado y la prevención del Covid-19.

“La enfermedad no se ha ido y si no tenemos cuidado puede volver con más fuerza”, dijo el Jefe de Estado durante su programa ‘Prevención y Acción’.

Al respecto, el ministro de Salud Fernando Ruiz afirmó que hay muchas personas que piensan que ya se acabó la pandemia del coronavirus, por lo que explicó en qué momento terminaría.

“Una epidemia de tipo infecciosa como esta termina cuando se haga «el agotamiento de susceptibles, es decir cuando la mayor parte de las personas hayan sido contagiadas”, dijo el ministro.

Según afirmó, se estima que para una enfermedad como el covid-19, el 80 % de la población debería haber tenido contacto con el virus, para decir que esta ha pasado.

Pese a que no se sabe la cifra exacta de esta afectación, al día de hoy, se estima que sea del 30 % o el 40 % «muy lejos del 80 %, aun cuando hemos bajado en brotes que tenemos evidentemente podemos tener rebrotes en cualquier momento».

“No debemos bajar la guardia y en estos momentos tenemos que mantener las medidas necesarias”, expresó el ministro.

Respecto a los primero 14 días de aislamiento selectivo, el ministro de salud afirmó que hay una tendencia efectivamente hacia la baja del número de casos con una letalidad de 3,2 % y una disponibilidad del 41 de camas UCI.

Por otro lado, también hicieron un llamado a que los ciudadanos utilicen el tapabocas obligatorio.

“La ciencia y la evidencia nos ha mostrado que el tapabocas utilizado de manera adecuada logra disminuir el contagio. La posibilidad de más de solamente el tapabocas, lavar las manos, y el distanciamiento físico se logra disminuir un contagio masivo”, dijo el epidemiólogo Carlos Álvarez.

Sobre lo que sigue

El jefe de la cartera de Salud indicó que una epidemia de tipo infeccioso como la causada por el SARS-CoV-2 solo termina cuando se da el agotamiento de susceptibles, es decir, cuando un gran número de personas hayan sido contagiadas. Para el caso del covid-19, se estima que el 80% de la población debió tener contacto con el virus para poder decir que la epidemia realmente pasó.

Desde el Gobierno Nacional se maneja un promedio de afectación que oscila entre el 20 y el 40%, “todavía muy lejos de ese 80%, lo cual nos indica que la epidemia ha venido manteniéndose y aún cuando estemos bajando en brotes, podemos tener rebrotes en cualquier momento”, dijo.

El ministro fue enfático en que no se debe bajar la guardia y es fundamental continuar con las medidas necesarias para la prevención del contagio así como mantenerlas a lo largo del tiempo.

Para que haya una cuarta etapa de adaptación a la normalidad, el nivel de fallecidos en el país debe bajar al canal endémico, o sea, al número de personas que morían antes del covid-19. Pero a pesar de tener un índice bajo de fallecidos, el rebrote sigue latente.

También debe darse el agotamiento de susceptibles, que se puede obtener con la disponibilidad de una vacuna o con los estudios de prevalencia que se hacen para medir la proporción de personas que ya desarrollaron defensas contra el covid-19, y así indicar que el número de susceptibles disminuye a un nivel que no represente riesgos grandes de afectación.

“Estamos trabajando los dos, tanto en obtener la vacuna como en los estudios de prevalencia que se iniciarán tan pronto tengamos un número de ciudades con baja afectación. Tenemos ya protocolos planteados desde el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud para poder efectuarlos”, concluyó Ruiz Gómez.

Compartir: