Playas reabrirán con ‘pico y cédula’

Pese a que todavía no está permitido el acceso a las playas, gran afluencia de turistas se registró en los municipios costeros del Atlántico durante este fin de semana, quienes fueron advertidos y vigilados por parte de los distintos entes de control, que se encargaron de velar por el cumplimiento de las medidas establecidas.

La mayoría de personas que llegaron a las diferentes playas lo hacían con la intención de darse un “chapuzón” pero no pudieron hacerlo,  pues hasta el momento solo se encuentran habilitados los diferentes restaurantes, más no el acceso al mar.

En el caso específico del corregimiento de Santa Verónica, perteneciente al municipio de Juan de Acosta, la alcaldía municipal en compañía de la Policía de Turismo y Tránsito realizó los controles y actividades pedagógicas para educar a los turistas que llegan al lugar.

“Tenemos una medida educativa y no estamos permitiendo el ingreso al mar, lo tenemos restringido, vamos a estar ejerciendo estos controles por toda la época, controlando a las personas. La reapertura del mar la vamos a tener muy probablemente para el día 18 de septiembre”, manifestó la inspectora rural de la Policía del corregimiento, Eliana Arteta.

Hasta el 18 de septiembre, los propietarios de los restaurantes estarán recibiendo a las personas que lleguen a degustar la gastronomía del municipio, bajo todos los protocolos debidos como el lavado de mano a la llegada, sitio de desinfección, distanciamiento de 4 metros por cada quiosco, al igual que las medidas de bioseguridad por parte de los meseros y cocineros.

“Aquí estamos dándole cumplimiento a las medidas, para nosotros es una ayuda grande el poder recibir turistas porque vivimos del turismo, esto es un aliciente para empezar de cero, hemos tenido resiliencia para salir adelante en esta crisis”, expresó Jesús Molina, propietario de restaurante en Santa Verónica.

Por su parte, la gran mayoría de turistas acató las instrucciones dadas por los entes de control y evitaban el ingreso al mar, sin embargo manifestaron descontento al no poder hacerlo, ya que, la intención principal era esa.

“Muy triste  venir a la playa y no poder bañarnos, es la primera vez que salimos después de estar encerrados cuidándonos. La idea es volver, nos encanta la playa, ver el mar nos llena de fuerza y de ganas de salir adelante”, dijo Betsy Barroso, turista.

Desacato en Puerto

En el municipio de Puerto Colombia en playas como la de Miramar hubo un gran número de personas que estaban desacatando la prohibición y se encontraban dentro del mar a pesar de las constantes rondas realizadas por la Policía y funcionarios de la alcaldía.

La policía hace rondas, está todo el día pero la gente se cuela y no hace caso, es difícil controlar a las personas, porque no acatan las normas y quieren estar metiéndose en la playa aun sabiendo que todavía no se puede”, comentó un funcionario de la alcaldía del municipio.

En este municipio debido la extensión de las playas, se han establecido alrededor de 10 puestos de control en las entradas de cada una de estas, en donde se realiza la toma de temperatura, datos de los visitantes y recomendaciones para el ingreso.

Aforo de 50% en playas a partir del 18 de septiembre
En un trabajo articulado entre la Gobernación del Atlántico, Dimar y las alcaldías municipales costeras se dará apertura a las playas del Atlántico el 18 de septiembre y se permitirá el aforo del 50 por ciento de la máxima capacidad permitida.

Para controlar el aforo y que no se llenen de bañistas, se impondrá un pico y cédula para los visitantes y se tendrá un control estricto en las entradas y salidas.

Además, las autoridades serán estrictas con todas las medidas de bioseguridad y cada playa se contará con un puesto de salud para que sean seguras desde el punto de vista de la atención a turistas.

Por otra parte se espera reactivar la economía de los restaurantes, hoteles y todo el sector que se beneficia de la apertura de playas en el Atlántico, ya que han sido los principales perjudicados con las medidas y restricciones tomadas por la pandemia.

El presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Barranquilla, Manuel Fernández, al respecto aseguró que en alianza con la Gobernación y otras instituciones, «en la Cámara de Comercio estamos concentrados en la reapertura segura y sostenible de las playas del Atlántico y los 176 caseteros de Puerto Colombia, Juan de Acosta y Tubará. Una de las apuestas para lograr la reactivación segura y sostenible, ha sido la formación ‘Crecer Es Posible’, que ha profundizado en temas sobre el servicio al cliente, abc de las finanzas, además de charlas para motivar la mentalidad emprendedora y la formalización», indicó Fernández.

Cabe recordar que la reapertura de las playas se dará solo sí cumplen con los protocolos de bioseguridad y con la inscripción de este mismo ante la alcaldía.

Compartir: