Donald Trump visitará la zona deborada por incendios en EE.UU.

El presidente, Donald Trump, aseguró que viajará al estado de California para evaluar el balance de los incendios que asolan la costa oeste estadounidense, donde ya murieron al menos 31 personas y se quemaron más de dos millones de hectáreas desde el principio del año.

La Casa Blanca anunció que Trump «visitará California el lunes, donde se le informará sobre la situación de los incendios en el estado».

Para las autoridades locales y muchos expertos, la escala de estos incendios forestales, que se extienden desde Canadá hasta México, está indudablemente vinculada al cambio climático, que agrava la sequía crónica y provoca condiciones climáticas extremas, algo que ha sido relativizado o negado por el propio Trump.

La de los expertos es también la opinión de Joe Biden, el contendiente demócrata de Trump para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y quien este sábado denunció «una amenaza existencial».

«El presidente Trump puede buscar negar la realidad, pero los hechos son innegables. Debemos actuar absolutamente para evitar un futuro marcado por un diluvio interminable de tragedias, como la que sufren hoy las familias estadounidenses en el oeste», dijo en un comunicado.

Pronostican un número considerable de muertos

Las autoridades estadounidenses ya adelantaron que habrá que lamentar «un número considerable de muertos» en los incendios, los cuales obligaron ha evacuar hasta ahora a miles de personas.

«Prevemos que el número (de muertos) aumente a medida que regresemos a áreas devastadas por las llamas», advirtió también el gobernador de California, Gavin Newsom, mientras visitaba los restos humeantes de un bosque calcinado en el norte del estado.

«Nos estamos haciendo a la idea de que hay un número considerable de muertos, según lo que sabemos sobre el número de edificios destruidos», había dicho también Andrew Phelps, director de servicios de gestión de emergencias de Oregón.

Los incendios han calcinado más de 400.000 hectáreas en este estado. El fuego amenaza zonas de Oregón en las que residen 500.000 habitantes, y hasta el viernes al mediodía solo se habían podido evacuar 40.000 personas, precisó la gobernadora, Kate Brown.

Breve respiro en la tragedia

Decenas de incendios arrasan los estados de Washington, Oregón y California, desde la frontera de Canadá hasta la de México, alimentados durante días por la sequía crónica y los fuertes vientos.

Pero estas condiciones han dado un respiro. Los más de 20.000 bomberos que luchan contra las llamas tenían a su favor este fin de semana un clima más fresco y húmedo.

En el estado de Washington, más de 250.000 hectáreas han ardido en cinco días, informó el gobernador, Jay Inslee, la segunda área más grande quemada en una temporada allí.

Fuente
AFP
Compartir: