Una elección enredada

Con la disculpa de que la Comisión de Administración del Senado no ha se ha podido reunir, por ausencia de algunos de sus miembros, se ha dilatado la elección del nuevo director administrativo de la corporación. El Presidente del Senado, Roy Barreras, designó a dedo y de manera temporal un reemplazó para Omar Velásquez, quien fue destituido, en primera instancia, por la Procuraduría por varias irregularidades en procesos de contratación. Se trata de Astrid Salamanca, quien es candidata al cargo, pero también es esposa de un funcionario de Barreras. Según se dice en los pasillos del Congreso, Barreras estaría interesado en mantener a Salamanca en el cargo, pero para eso necesita incluirla en la terna que saldrá de los 29 candidatos inscritos para ese cargo y que son elegidos por la comisión de administración de la cual él hace parte. El único problema que tendrá Barreras para resolver es el supuesto compromiso que hizo con los miembros de Cambio Radical para mantener un funcionario de su partido en el cargo. Según ha conocido este medio, los miembros de Cambio Radical no están dispuestos a perder esta cuota, desde donde se manejan todos los recursos del Senado. Sin embargo, mientras Barreas está en la comisión de administración, los senadores de Cambio Radical se quedaron por fuera y precisamente este órgano es el que toma la decisión de los nombres para el cargo de director administrativo, que serán llevados a la plenaria del Senado.

Compartir: