Nuevo ‘choque’ entre Distrito y Gobierno

Desde su cuenta de Twitter, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, reiteró sus molestias con el Gobierno Nacional.

«Creo que hay un enorme irrespeto a la decisión popular en las elecciones del 30 de octubre del 2011», dijo el mandatario.

«Creo que el presidente (Santos) sinceramente quiere una agenda de relaciones sanas con Bogotá, pero otras agendas políticas se atraviesan», añadió, sin decir nombres.

Por primera vez en lo que lleva de gobierno, Petro manifestó este domingo públicamente su malestar con la Nación y tensionó las relaciones entre ambas partes, que hasta hace unas semanas parecían vivir una especie de ‘luna de miel’.

Desde su cuenta en Twitter, el mandatario escribió inicialmente: «He querido que, a diferencia de los ocho años anteriores, la Nación y el Distrito se acerquen en bien de la sociedad«.

Luego, sin embargo, subió la temperatura: «Mientras más esfuerzos, más se deterioran las relaciones. Más intentos de detener programas y deteriorar la imagen del Distrito aparecen».

El origen de la molestia

La Alcaldía criticó la decisión de la Superintendencia de Puertos y Transporte de someter a control a Transmilenio. El superintendente Juan Miguel Durán dijo que es una medida “bondadosa” para mirar cómo se pueden solucionar los problemas del sistema de transporte masivo.

El secretario Privado de Bogotá, Jorge Rojas, dijo en La W que la intervención, la cual ha sido “bienvenida”, se debió hacer cuando la estructura de Transmilenio era objeto de corrupción o cuando subían y no bajaban las tarifas.

“El Alcalde (Gustavo Petro) está en derecho de preguntar por qué pasa esto cuando se bajan las tarifas y no cuando se suben”, afirmó Rojas, quien agregó que el Distrito “está abierto a la discusión por el bien de la ciudadanía”.

Señaló, además, que el gerente de Transmilenio, Fernando Sanclemente, está entregando la información requerida por la Superintendencia de Puertos y Transporte.

Por su parte, el superintendente Juan Miguel Durán explicó en La W que la decisión administrativa de someter a control de Transmilenio “no es un intervención, es un acompañamiento”.

“Esta es una medida supremamente bondadosa porque el Estado entre a mirar cuáles son las soluciones a futuro (para Transmilenio) para poder lograr soluciones y claridad y hacer cumplir la ley”, indicó Durán.

El funcionario sostuvo que han pedido información a funcionarios de Transmilenio sobre “algunos asuntos que nos han preocupado”. Asimismo, aclaró que el sistema de transporte masivo de Bogotá no ha sido el único que está siendo sometido a control.

Fuente www.wradio.com

Compartir: