Malvinas en plan mediático de Londres, asegura diputado argentino

Buenos Aires, 3 feb (PL) La subida de tono del diferendo entre Argentina y Reino Unido por las islas Malvinas, forma parte de una agenda mediática de Londres ante los «desastrosos resultados de su política económica», afirmó hoy el diputado Carlos Kunkel.

El legislador del gobernante Frente para la Victoria dijo que las últimas decisiones británicas, de enviar al disputado archipiélago un barco de guerra y al príncipe William para un entrenamiento militar son, «consecuencia del compromiso» del primer ministro David Cameron con sectores financieros.

Para Kunkel esas determinaciones, las cuales han atizado el conflicto bilateral, son «motivadas también por las consecuencias que están teniendo las políticas neoliberales» diseñadas para beneficiar a ese «sector financiero concentrado».

Argentina, remarcó en diálogo con radio Provincia, no dará ningún motivo para que usen el buque de guerra HMS Dauntless, uno de los más modernos y potentes de la armada británica, cuyo envío a las islas anunció recientemente el Ministerio de Defensa de Reino Unido.

Argentina en su reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas cuenta con el apoyo de muchos países y de toda América Latina, destacó el diputado.

Mientras el gobierno de Cameron expone sus armas, el argentino presenta sus razones en cada foro internaciones donde ha encontrado amplio respaldo, subrayó.

Ayer jueves, el príncipe William llegó al archipiélago donde realizará ejercicios militares, a pocas semanas del aniversario 30 de la Guerra de las Malvinas.

El gobierno de Cristina Fernández, lamentó que el heredero de la corona llegara «con el uniforme del conquistador» y «no con la sabiduría del estadista que trabaja al servicio de la paz y el diálogo».

Asimismo, rechazó el «intento británico de militarizar» el conflicto ante el anunciado envío a las islas del HMS Dauntless, el destructor más moderno de la Marina Real.

Por su parte, el ministro de Defensa británico, Philip Hammond, negó que el desplazamiento del navío a ese territorio insular del Atlántico sur, sea «una provocación» contra Argentina.

El duque de Cambridge (William Arthur Philip Louis), de 29 años, nieto de la reina Isabel, estará en las Malvinas (Falkland para los británicos) unas seis semanas en una misión como piloto.

Su tío Andrés sirvió como piloto de helicóptero durante la guerra de 1982 entre Reino Unido y Argentina.

Compartir: