Uribe desmiente a ‘Iván Márquez’ sobre tenencia de tierras en Los Llanos

El expresidente Álvaro Uribe Vélez desmintió al vocero de las FARC, Iván Márquez, luego de sus declaraciones desde Noruega.

Ante la acusación sobre la aglomeración de tierras en los Llanos por parte de Uribe y sus hijos Tomás y Jerónimo, el exmandatario arremetió en contra del jefe guerrillero.

«El secuestrador vuelve y miente, mi familia no tiene un centímetro de tierra en los llanos orientales, nuestra única empresa agropecuaria es El Ubérrimo», insistió.

Y continuó: «Esto es lo que han hecho estos secuestradores toda la vida, maltratar al pueblo colombianos, calumniar y hacer apología del delito, la apología del secuestro y del asesinato, a partir de la calumnia».

Sobre el mismo tema, recordó cómo las Farc asesinaron a su padre y han violentado a más colombianos.

«Así han asesinado a cientos de colombianos, así asesinaron a mi padre, y así provocan asesinatos», agregó.

El pronunciamiento del exmandatario fue hecho durante la presentación en Medellín de su libro «No hay causa perdida».

Durante el evento, Uribe aprovechó también la oportunidad para lanzar sus dardos contra el proceso de diálogo de paz iniciado hoy entre las Farc y el gobierno de Juan Manuel Santos en Oslo.

Uribe dijo que cuando empezó su gobierno «las Farc tenían cerca de 30 mil integrantes, 20 mil en armas y 10 mil milicianos. Cuando terminamos quedaban 6.800. Hoy las fuentes de inteligencia hablan que ahora son entre 8 y 9.000 mil. Han crecido. Hoy hay más extorsión y tendencias de control territorial por parte de grupos terroristas”.

Agregó que si el gobierno de Santos hubiera continuado con la política de desarticulación que el comenzó, que comprendía la seguridad, la reinserción generosa pero sin impunidad, y la política social, la guerrilla no debería haber crecido en los últimos dos años, apunta el diario.

Fustigó de igual forma que el Ejecutivo haya iniciado los diálogos sin exigir a la «organización terrorista el cese de sus actividades criminales».
«Los europeos no entienden, pero nosotros no podemos aceptar lo que ocurrió en algunos países centroamericanos, donde le perdonaron todo a la guerrilla y los llevaron al Parlamento. En esos lugares la guerrilla no era narcotraficante, y había una democracia imperfecta, y por eso tenían legitimidad. Aquí hemos tenido una democracia respetable», sostuvo.

En esta línea Uribe sostuvo compartir «que haya condenas reducidas, o excarcelación, pero se deben mantener las condenas, las sentencias. Es aceptable porque son sacrificios que debe hacer la justicia en aras de la paz. Pero el marco para la paz dice que se investigaran unos delitos y otros no. Es diferente cuando son delitos políticos, pero las violaciones al derecho humanitario no deben quedar impunes».

 

Compartir: