Senado aprobó proyecto de Presupuesto para 2013 cuyo monto asciende a $185.5 billones

En un extenso debate de más de 6 horas, la plenaria del Senado dio vía libre al proyecto que define las rentas y recursos de capital para la vigencia del próximo año.

La Cámara de Representantes y el Senado de la República aprobaron el presupuesto general de la nación para 2013 por 185.5 billones de pesos. Se incrementó en un 12,2 por ciento comparado con el año anterior año.

“Es un presupuesto comprometido con la prosperidad, con la equidad, con la generación de empleo y con el atraso de infraestructura”, señaló el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría.

El jefe de la cartera de Hacienda calificó el desarrollo de las plenarias como “excelentes” y explicó que “es un presupuesto que le permite a todos los colombianos tener beneficios de las inversiones tan importantes que se van a realizar en infraestructura de transporte, uno de los grandes cuellos de botella. Se va dar atención a la primera infancia, una de las prioridades en materia social”.

Igualmente señaló que es “es la primera vez que vamos a tener el 6 por ciento del PIB en inversión y vamos a dejar plata para las madres comunitarias, para la red terciaria, la educación pública y privada. Se está dejando un presupuesto muy grande para reactivar la economía y generar empleo, que son los grandes ganadores”.

El Ministro precisó que en inversión social se cubren grandes y pequeñas obras desde infraestructura en transporte como el nuevo aeropuerto. «Hay $ 7.1 billones para el túnel de la Línea, las concesiones como la ruta del Sol y la vía Bogotá – Girardot y la ruta de las Américas en el Caribe, entre otros».

La rama judicial y la Fiscalía lograron 140 mil millones de pesos más, frente a una necesidad expresada de más de un billón de pesos adicionales, para realizar la nivelación salarial que ha provocado un paro en el sector.

La asignación para la inversión en el desarrollo del país superó los 42 billones de pesos, con el propósito mejorar la  infraestructura. Por sectores, se destinarán más de 6 billones para el programa de las víctimas de la violencia; el ministerio de Educación es uno de los que más recursos recibirá, más de 24 billones, seguido por el de trabajo, defensa, Hacienda y salud. Entre tanto, dos de las locomotoras clave para la marcha del programa de Gobierno del presidente Juan Manuel Santos: vivienda y agricultura, tendrán cifras alrededor de los 2 billones de pesos.

Ya aprobada en el Congreso de la República, esta iniciativa pasará a sanción presidencial.

Al término de la sesión el senador Camilo Sánchez, dijo que con «la aprobación del Presupuesto se le dio gasolina a las locomotoras del Gobierno Nacional, el sector agropecuario va a tener más de $2 billones y la inversión tendrá $46.2 billones». «Si con esto no se dispara la economía es porque la corrupción es muy grande», subrayó.

Para la senadora liberal, Arlet Casado, «por primera vez el Presupuesto tiene una inverisón de casi $43 billones y tratamos que solucionara las desigualdades existentes y que facilitara recursos para las vías terciarias, los adultos mayores, la primera infancia, para el agua potable y para el sector educativo».

Durante la sesión en que se definió la propuesta, se estableció que para Defensa y Seguridad se dispondrán $10.5 billones con el fin de cancelar los salarios de soldados y policías.

También se refrendó la inclusión de un apoyo específico para los cafeteros del país de $20 mil pesos por carga, que serán canalizados a través de la Federación Nacional de Cafeteros.

Igual se recordó que se dispondrán $470 mil millones para apoyar a los alcaldes del país con la red de vías terciarías y que para la atención de la primera infancia se contará con 3.5 billones de pesos.

En materia de subsidios, el proyecto consagra ayudas para los sectores eléctrico y de gas natural, que ascienden hasta el 40 por ciento de las facturas en estratos bajos y en sectores subnormales ese respaldo gubernamental asciende al 60 por ciento de los pagos.

Sobre los subsidios por consumo de gas líquido de propano, la propuesta dispone que habrá $50 mil millones para zonas rurales y para personas cuyas actividades dependan de ese combustible.

Adicionalmente, se ratificaron $534 mil millones para atender niños y adolescentes del país y para las viviendas gratuitas prometidas por el Gobierno hay $1.1 billón para cubrir la construcción de 70 mil casas.

En el presupuesto definido por Senado, el sector agrícola contará con 2.6 billones para programas de desarrollo, vivienda rural, restitución de tierras ($230 mil millones) y riesgo y agua potable ($128 mil millones).

Para el tema sensible de atención de las víctimas de la violencia se dispusieron 6.2 billones, en concordancia con lo ordenado por la Ley de Víctimas.

Los senadores

En la sesión el senador Juan Carlos Restrepo (Partido de la U), emplazó a Minhacienda a explicar de dónde saldrán los cuantiosos recursos que requiere la Rama Judicial para superar la grave crisis que la afecta.

Sobre el tema el senador Juan Lozano (Partido de la U), también pidió claridad y adicionó el sensible caso de la nivelación salarial de los uniformados en todo el país que aún no ha tenido respuesta satisfactoria. Lozano también se declaró inconforme por el escaso tiempo de intervención que daban a senadores que no pertenecen a las comisiones económicas.

A la observación de Lozano se sumaron los senadores Mauricio Ospina (PIN) y Eugenio Prieto (liberal).

El senador Luis Carlos Avellaneda (PDA), dijo que no puede haber más simulación con los recursos que necesitan las madres comunitarias e incumplimiento con los cuantiosos dineros que demanda la Rama Judicial.

El senador Marco Aníbal Avirama (ASI), pidió mayores inversiones para las comunidades indígenas que tienen necesidades en salud, educación, vivienda y agua potable.

El congresista Alexander López (PDA) solicitó recursos para la educación superior pública y el pago de salario mínimo a las madres comunitarias, a quienes, según él, Minhacienda las ignora por dar prioridad a los grandes negocios del petróleo y el carbón.

La senadora Myriam Paredes (Partido Conservador), le dijo al Gobierno que debe devolver la partida de $32.500 millones a la Unidad Administrativa de Consolidación para la Territorialidad.

La también senadora Clara Inés Ramírez (PDA), aclaró no estar de acuerdo con los recursos disponibles para la población desplazada, para las madres Comunitarias y para solucionar el tema de la salud de la población carcelaria.

Los senadores Jorge Londoño e Iván Name (Partido Verde), rechazaron que el presupuesto no incluya recursos suficientes para ciencia y tecnología.

Luego de la intervención de los magistrados Ricardo Monroy, presidente del Consejo Superior de la Judicatura y Javier Zapata, presidente de la Corte Suprema, el Senado logró que se aprobaran recursos por $140 mil millones que servirán para la nivelación salarial de los funcionarios y la modernización tecnológica de la Rama Judicial.

Compartir: