Destituido e inhabilitado por diez años senador Merlano

La Procuraduría General destituyó e inhabilitó por 10 años para ejercer cargos públicos al senador Eduardo carlos  al considerar que incurrió en una falta disciplinaria gravísima a título de dolo por los hechos registrados en la madrugada del pasado 13 de mayo en la ciudad de Barranquilla.

El cargo formulado es haber influido a su favor en miembros de la Policía Nacional, valiéndose de su investidura. «El senador Merlano es responsable de falta gravísima», dijo la procuradora María Eugenia Carreño.

En la lectura del fallo, que lleva más de cuatro horas, la Procuraduría afirmó que lo irregular no fue negarse a hacerse la prueba de alcoholemia, sino «fue ejercer influencia indebida para que no se continuara con la inmovilización del vehículo».

Así mismo, la Procuraduría señaló: «(El senador) Amenazó a policías con iniciarles acciones y diciendo que eso no iba a quedar así». De igual manera afirma que «está demostrado que el senador mintió en la llamada al centro automático de despacho».

En la sanción disciplinaria se define que la actitud de Merlano “afectó seriamente los principios de la función pública, puesto que influyó de manera indebida acudiendo de manera irregular a su investidura de senador para evitar que se le inhabilitara su vehículo”.

En el fallo también se indicó que no se pudo demostrar ningún tipo de maltrato por parte de los patrulleros al senador del partido de la U como él, su grupo de acompañantes y su abogado argumentaron en el proceso disciplinario.

“La sala debe insistir en que en ningún momento el senador ni sus acompañantes dejaron la constancia de haber sido maltratados, ni una insinuación, ni de sus acompañantes indicaran que en instantes previos fueron víctimas de maltrato”, precisó el procurador.

El procurador delegado, Juan Carlos Novoa, desestimó en la lectura del fallo los argumentos presentados por la defensa de Merlano Morales en las que se indica que el senador iba a un centro clínico puesto que sufría de un fuerte dolor de espalda, hecho por el cual mostraba cierta ansiedad y mal humor.

Ante esto se indica que ni en su declaración, ni en la llamada 1,2,3 de atención inmediata, así como los testimonios de otros testigos en este caso se hizo alguna referencia al hecho de que el senador había pedido su traslado a un centro de urgencias por su enfermedad.

En el fallo de 117 páginas se indica que los patrulleros no incurrieron en ningún acto irregular en la realización del reten, rechazando así los argumentos presentados por la defensa de Merlano en sus alegatos de conclusión.

Según se ha conocido, el senador Merlano sería reemplazado por Astrid Sánchez Montes De Oca del Chocó.

 

Compartir: