Eps activan protocolos para pacientes de alto costo durante cuarentena

Entidades como Coosalud, Nueva Eps, Mutual Ser y las Unidades Renales han iniciado protocolos de acción para evitar el contagio del virus y velar por la salud y atención requerida de los pacientes con estas enfermedades.

Ante la medida decretada por el Gobierno de la cuarentena nacional de 19 días en todo el territorio colombiano a partir de este jueves, las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) han tomado ciertas acciones para mitigar la propagación del covid-19, teniendo en cuenta a los pacientes que presentan enfermedades de alto costo.

Entidades como Coosalud, Nueva Eps, Mutual Ser y las Unidades Renales han iniciado unos protocolos de acción para evitar el contagio del virus y velar por la salud y atención requerida de los pacientes con estas enfermedades.

Unidades renales sin interrupción

Las Unidades Renales en donde se realizan diálisis y hemodiálisis, seguirán trabajando sin interrupción alguna de lunes a sábado. De acuerdo a la prescripción del nefrólogo, un grupo de pacientes van los días lunes, miércoles y viernes, mientras que los otros van martes, jueves y sábado, por día atienden dos o tres grupos de pacientes de aproximadamente 50 personas.

“Nosotros estamos operando normal, les pasamos un comunicado a todos los pacientes de que todas las unidades renales trabajaremos sin interrupción y se les informó también sobre las medidas preventivas”, explicó una funcionaria de una unidad renal.

Las medidas son las siguientes: los pacientes ingresan por un parqueadero sin acompañante, allí se les realiza un triage, en el cual les hacen preguntas protocolarias de sintomatologías con respecto al coronavirus, les toman la temperatura y explican el procedimiento que deben llevar a cabo dentro de la unidad antes de comenzar la diálisis, como la correcta forma para lavarse las manos y el uso de tapaboca.

Luego de que los pacientes estén en su procedimiento, los acompañantes realizan el mismo protocolo para ingresar a la sala de espera, se sientan silla de por medio acatando las sugerencias como el lavado de manos cada una hora durante las cuatro horas que deben permanecer los pacientes en el proceso.

Coosalud brinda teleconsultas

Para los pacientes afiliados a la Eps Coosalud con diagnóstico de cáncer, quedará a criterio del equipo multidisciplinario tratante la suspensión o programación de los servicios de quimioterapia y radioterapia. Los pacientes en diálisis la seguirán recibiendo de la manera acostumbrada y se procurará que el máximo posible de usuarios reciba diálisis peritoneal y que el ingreso a las unidades sea sin acompañante.

Los pacientes con VIH recibirán atención por teleconsulta con suministro de medicamentos por tres meses en el sitio de entrega indicado por el usuario y se coordinará desde las Ips el entrenamiento de autoinfusión o manejo por personal paramédico a domicilio para el caso de los afiliados con hemofilia.

Así mismo, está coordinando la entrega a domicilio y durante tres meses de tratamiento a los usuarios mayores de 60 años y con patologías crónicas y/o, en su defecto, que puedan ser reclamados por un familiar en los puntos de dispensación habituales.

Nueva EPS realiza telellamadas

Por medio de un comunicado, la entidad manifestó que está realizando teleconsulta y telellamadas de apoyo a sus afiliados, para que los mayores de 60 años y personas con patologías crónicas no vayan a las Ips primarias ni a las Instituciones Hospitalarias. Además, toda formulación de medicamentos que se realice durante el periodo de contingencia, será entregada a los familiares o cuidadores de los pacientes de manera programada en las farmacias, de acuerdo a las capacidades de los operadores para evitar congestión y filas.

Mutual Ser garantiza transporte y medicamentos

La Eps Mutual Ser cuenta con dos millones de usuarios en la Región Caribe, de ellos unos 19.000 son pacientes identificados con una patología de alto costo como lo dio a conocer en dialogo con EL HERALDO Galo Viana Muñoz, gerente general de Mutual Ser, “muchos de ellos van a seguir su tratamiento normal porque lo requieren en unas instalaciones médicas, por ejemplo, unos 1.500 pacientes de insuficiencia renal crónica que deben asistir a estos centros de atención” explicó Viana, quien agregó que para estos pacientes tienen garantizados transportes desde la residencia cuando no son de la capital del departamento,  hasta el lugar donde son tratados.

Por su parte, los 5.500 paciente con VIH van a seguir recibiendo sus medicamentos en sus residencias, al igual que los 11.000 pacientes con cáncer. Algunos deberán recibir su tratamiento en los centros especializados bajo todas las medidas preventivas, ya que estos no se pueden realizar de manera domiciliaria.

Compartir: