Ataque sicarial a esmeraldero hace temer resurgimiento de la guerra verde

as autoridades de la capital de la república no descartaron que el ataque sicarial a un poderoso comerciantes de esmeraldas ayer en Bogotá, sea el resurgimiento de la llamada “guerra verde”, que sembró el terror en la región esmeraldífera de Boyacá a partir de 1960 y que terminó con la firma de un pacto entre los diferentes “patronos” de las minas en 1991.

Como lo informó oportunamente el noticiero Santa Fe, la víctima que sobrevivió, pero se encuentra en crítico estado en la Clinica Country, fue identificada como Jesús Hernando Sánchez Sierra, quien se asegura forma parte del círculo de amigos de Víctor Carranza, conocido como el “zar de las esmeraldas”.

También se informó que Sánchez Sierra tendría negocios con Julio Lozano Piraquete, un señalado narcotraficante boyacense con vínculos con alias “el loco Barrera”.

Lozano Piraquete, quien fue uno de los capos que infiltró dineros en el equipo de Futbol Independiente Santa Fe, se entregó a la autoridades de los Estados Unidos en noviembre del 2010.

Sánchez Sierra fue baleado en el interior de un almacen ubicado en la calle 82 con carrera 11, en inmediaciones del Centro Comercial Andino.

El esmeraldero se encontraba cerca a la caja registradora del establecimiento comercial pagando unas prendas de vestir que hacía comprado, cuando irrumpió un sujeto que se movilizaba como parrillero en una motocicleta y le propinó siete tiros con una pistola 9 milímetros y huyó.

Inmediatamente el comerciante fue llevado a la Clínica Country, donde fue intervenido quirúrgicamente, pero hoy su pronóstico es reservado.

La policia metropolitana señalo que la primera hipótesis que se maneja es que se trató de “un ajuste de cuentas”.

En lo que va corrido del año se han registrado por lo menos tres ataques sicariales más contra personas vinculadas al negocio de las esmeraldas.

El 16 de marzo el comerciante en joyas y esmeraldas Carlos Alfonso Blanco, fue asesinado por sicarios en su propio apartamento, ubicado en la calle 96 con carrera 11.

Ocho sujetos ingresaron al edificio con distintivos falsos de la fiscalía y lo acribillaron a balazos.

Posteriormente, el pasado 11 de mayo, un comerciante de esmeraldas que esperaba en una tienda a que le pagaran un dinero fue asesinado en la localidad de Engativá.

Entre tanto, el pasado 21 de agosto, en el municipio de Villanueva, Casanare, fue atacada a bala una mujer, quien resultó ser  la viuda de un sujeto conocido como “El Indomable”, comerciante en esmeraldas asesinado por sicarios en un lujoso restaurante del norte de Bogotá en julio de 2010.

La llamada “guerra verde” se desato en los años 60 por el control de las zonas mineras de Muzo, Coscuez, Peñas Blancas, La Palma, Yacopí, La Pita, Quipama, Otanche y Chivor.

Allí surgió el tristemente celebre bandolero Efraín González, quien, según las narraciones de la época, irrumpió como el primer jefe de seguridad de la zona para controlar la avalancha de personas de todas partes del país que llegaron a la zona en búsqueda de esmeraldas, entrando de manera ilegal a las minas o asaltando a las personas.

Compartir: