“Nos fuimos porque nos obligaron a dejar de funcionar”: Uber Latam

El pasado primero de febrero, Uber dejó de operar en el país, tras la sanción impuesta por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) por competencia desleal. Tras esta decisión, ¿qué recursos tendrá la organización para lograr su regreso?

George Gordon, director de Uber para Latinoamérica, recalcó en entrevista con COLPRENSA que “nos fuimos porque nos obligaron a dejar de funcionar por un fallo arbitrario. Somos los únicos en esa situación, lo cual consideramos que es algo discriminatorio y que crea una urgencia por parte del Gobierno de crear una solución que nos permita competir con otras plataformas”.

Gordon resaltó que esta no fue una decisión de la empresa, sino que se hizo por orden jurídico. Por otra parte, asegura que están haciendo lo posible para revertir la situación y regresar la operación de Uber en el país.

“Hay dos principales acciones: la primera es que el Gobierno, que hoy en día tiene el poder y la oportunidad de tomar una decisión, deje que Uber siga operando con las demás plataformas que no han sido afectadas por la decisión de la SIC, mientras se discute una regulación y la otra opción es tomar acciones legales, pues sabemos que la gente que depende de este servicio las están tomando mediante tutelas y acciones populares”, enfatizó.

Las cartas que aún le queda por jugar a Uber por el momento son el arbitraje internacional por violación del Tratado de Libre Comercio y un acuerdo con el Gobierno Nacional, ya que en otras partes del mundo ya se ha hecho una regulación de la plataforma a través de conversaciones y trabajo en conjunto.

“Nosotros tenemos la disposición para dialogar con el Gobierno y hacer la regulación de este tipo de servicios. Como hemos visto en otros países, se reconoce el servicio a través de la aplicación y tecnología a través de un marco regulatorio. En México y en otros países, una parte del dinero suele destinarse a un fondo de movilidad”, manifestó Gordon.

Para Gordon, la creación de un fondo similar en Colombia podría ser viable, debido a que este fondo se utilizaría para suplir las necesidades del sector de movilidad, ya sea para la construcción de nuevas vías e inversión en opciones de transporte público como el metro.

“Hay falta de voluntad y de claridad regulatoria y legal causa mucha dificultad en términos de inversión, por lo tanto, es urgente que se haga una reglamentación en la materia, ya que esta ha sido la decisión que por ahora afecta a una entidad, pero en el futuro perjudicará a muchas”, señaló.

Con respecto al pago de impuestos, Gordon aclaró que Uber pagó impuestos en Colombia por 130 mil millones de pesos, por lo que en ningún momento se incurrió en una acción ilegal en ese aspecto.

Por su parte, el presidente Iván Duque resaltó que la controversia surge a raíz de los servidores que están obligando a pagar impuestos, inspección técnico-mecánica, pagos de seguros y cupos, entre otras cosas. Sin embargo, al no haber personas que cumplan con estas medidas, se da una competencia desigual entre plataformas.

«Quienes se vieron afectados presentaron demanda hace cuatro años, no estamos hablando de un problema de hace 2 o 3 meses, sino de años. Las dos partes sabían a lo que se exponían al participar del litigio, ya conocían los riesgos. Colombia no es el único país al que ha enfrentado una regulación, lo han tenido que enfrentar en países como España, Italia, Hungría y algunos países de Estados Unidos. O se hace homologación con el cupo o se toman decisiones con este, pero debe plantarse un escenario plano e igualitario para todos», indicó Duque.

Compartir: