CGT y Procuraduría llaman al Gobierno a no condicionar diálogos sobre paro

Fernando Carrillo
El Gobierno anunció una mesa de conversaciones y pidió no llevar a cabo la manifestación del 4 de diciembre

El procurador General, Fernando Carrillo, y el presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez, señalaron que el diálogo para avanzar en las soluciones del paro nacional debe darse sin condiciones, en respuesta a la propuesta dada a conocer por el director del Departamento Administrativo de Presidencia, Diego Molano, para no realizar las marchas programadas para el cuatro de diciembre.

Gómez dijo que respeta la propuesta,  pero señaló que no es posible desmontar un llamado que ya está programado, “la conclusión es ir al diálogo sin ninguna clase de condiciones. No es posible acceder a la petición por cuánto hay una serie de actividades que ya están programadas y no se pueden desmontar de la noche a la mañana”.

Para el procurador Carrillo no sería necesario desmontar las movilizaciones programadas, sobre todo si son pacíficas, “no creo que haya que desactivar las movilizaciones sociales, sobre todo si son pacíficas, hay que desactivar la violencia y ese tiene que ser un compromiso de todo el país”.

Dijo que los funcionarios del Ministerio Público están listos para acompañar cualquier movilización social con el fin de garantizar el derecho a la protesta de forma pacífica.

“Es un momento de cambio en el país con nuevas agendas y nuevos objetivos. Es importante sentarse ya en un diálogo inmediato, incluyente y estratégico (…) estaremos en las calles el miércoles tratando de que se cumplan protocolos en el caso de la Fuerza Pública”, dijo.

Carrillo señaló que tendrán un encuentro con los uniformados e integrantes de la Policía para establecer una especie de reglas de convivencia para el próximo cuatro de diciembre. 

“No es reglamentación de la protesta, pero sí establecer unas reglas mínimas que permitan sacar la violencia de las marchas y garantizar que ya sentados en la mesa las condiciones se ponen en la mesa. El Gobierno debe designar voceros para proceder a plantear soluciones”, dijo.

Por su parte David Pérez, coordinador de convivencia y seguridad del proyecto ‘El derecho a no obedecer’ de la corporación otra-parte, dijo que “en una mesa de diálogo todos somos iguales”.

Pérez le hizo un llamado al Gobierno para permanecer en las mesas de diálogo y reconocer reglas básicas “la regla básica es saber escuchar y el Gobierno necesita aprender a escuchar”.

Compartir: