La reforma tributaria que estudia el Concejo

Bogotá 5 de octubre de 2012. El proyecto de Modernización Tributaria hace parte del compromiso de la Administración Distrital por lograr mayor progresividad en el pago de los impuestos y simplificar trámites que faciliten la vida de los ciudadanos. La iniciativa, que se estudia actualmente en el Concejo de Bogotá, contiene cuatro cambios fundamentales.

El primero se realiza en el impuesto predial. El proyecto propone eliminar el estrato como factor para liquidar el gravamen y calcularlo únicamente con base en el avalúo catastral, cuyo valor corresponde al 70 por ciento del valor comercial del predio. De esta propuesta quedan eximidos los estratos 1 y 2.

Según el secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla González, esta modificación hace equitativo el pago del impuesto predial porque evita que muchos predios de gran valor, se oculten en zonas de estratos bajos y paguen menos de lo que realmente deben aportarle a la ciudad.

¿Cómo se refleja este cambio en la ciudad? Cerca del 60 por ciento de todos los predios residenciales de Bogotá queda igual (estratos 1, 2 y algunos del 3). Es decir, más de la mitad. El 35 por ciento, experimentan cambios que oscilan entre el 6 y el 14.8 por mil y sólo el 6.3 por ciento, se ajustan al 16 por mil.

Sin embargo, habrá casos en los que incluso en los predios localizados en estratos altos, el impuesto baje porque corresponde a apartamentos pequeños o aparta estudios, cuyo avalúo es inferior a 90 millones de pesos, o que a predios de 85 millones (en estrato 4) la tarifa les baje de 7.5 por mil a 6.2 por mil.

En cualquier caso, la modificación será gradual durante los próximos cuatro años y obedece a la modificación que debe hacer Bogotá de acuerdo con lo establecido en la ley 1450 o Plan Nacional de Desarrollo, que es de obligatorio cumplimiento.

Hoy, el propietario de un predio que en Bogotá paga 9.5 por mil en impuesto predial, cancela 14.5 por mil, si ese mismo inmueble se localiza en Medellín y Cali, o 16 por mil, si se ubica en Cajicá. Al ajustar las tarifas a lo ordenado en el Plan Nacional de Desarrollo, la Capital quedará con unas tarifas similares a las de otras ciudades del país.

El segundo cambio fundamental de la Modernización Tributaria es simplificar los trámites a los contribuyentes de impuesto de Industria y Comercio (ICA), la mayoría de los cuales debe declarar y pagar su impuesto cada dos meses. La propuesta es reducir las 7 tarifas diferentes que existen hoy a sólo tres. De esta manera, los medianos contribuyentes del ICA podrán pagar una vez al año, como lo hacen los pequeños contribuyentes en la actualidad. Así, ganan ellos y gana la Administración Tributaria.

El tercer ajuste consiste en reglamentar la estampilla pro Universidad Pedagógica, creada por el Congreso de la República y la cuarta, corresponde a ajustes de procedimiento.

Compartir: