Improvisación impera en Transmilenio por la 26: Expertos

BOGOTA, 04 de Octubre_ RAM_ Luego de que a principios de esta semana entraran en funcionamiento cinco estaciones más de la troncal de Transmilenio por la calle 26, con lo cual queda prácticamente lista su implementación, con varios problemas se han encontrado sus potenciales usuarios.

A las dificultades de tener que usar dos tarjetas independientes al interior del sistema, porque un operador maneja el cobro en la 26 y la Décima y otro en las demás troncales, los usuarios que viven, trabajan o estudian en zonas aledañas a la Avenida El Dorado se enfrentan a la casi nula conectividad de la 26 con las demás vías del sistema.

Y es que, así como lo denunciara hace varios meses el Contralor Distrital, Diego Ardila, a pesar de que la 26 pasa sobre la NQS no tienen ninguna conexión con ella lo que obliga a los usuarios que van hacia el sur o el norte a ir hasta la Caracas y de allí buscar continuar con su ruta incrementando ostensiblemente el tiempo de recorrido.

Expertos en temas de movilidad como Mario Noriega de la Universidad Javeriana o Eduardo Berhens de los Andes coinciden en que así como la construcción de la troncal de la 26 ha tenido miles de inconvenientes desde sus inicios, también ahora su implementación los afronta gracias a la improvisación a la que ha sido sometida por la premura de ponerla a funcionar dos años después del plazo inicial.

Compartir: