Farc insisten en que ‘Simón Trinidad’ sea negociador en Oslo

“Es sano orgullo de luchadores por los derechos populares, ratificar tu inclusión como integrante del equipo de diálogo de las FARC-Ejército del Pueblo”, señala la carta abierta dirigida al extraditado jefe guerrillero, y agrega que “oficialmente haces parte de él”.

En cuanto a la manera como se dará su participación, las Farc manifiestan: “Las formas de concretar tu aporte a este emprendimiento serán objeto de discusión en la Mesa de Conversaciones”.

La manifestación se da luego de que ‘Trinidad’ aceptara la postulación que le hiciera ese grupo guerrillero para ser negociador en el proceso de paz que se espera inicie a mediados de octubre en Oslo, Noruega, entre el Gobierno Nacional y la guerrilla.

En la misiva se recuerda que Palmera fue capturado en enero de 2004 en Quito y que permanece recluido en una cárcel de los Estados Unidos desde diciembre de ese año.

De la misma manera, se afirma que la ex senadora Piedad Córdoba, a quien señalan como “interlocutora con las Farc para acuerdos humanitarios”, tiene una propuesta para que ‘Trinidad’ pueda ir a Noruega.

En la información se hace referencia a un artículo hecho por Gonzalo Guillén y que habría sido publicado en el portal La Silla Vacía.

“¡Es una buena vaina para el país!”, recuerda la nota, en referencia al día en que ‘Trinidad’ se enteró de los diálogos que se inician, tal como lo mencionó el abogado del guerrillero extraditado a Estados Unidos y con quien el penalista Óscar Silva habría sostenido una conversación privada por video-conferencia.

“Diles a las FARC y al Gobierno que estoy dispuesto a colaborar en lo que esté a mi alcance”, dijo el guerrillero en la mencionada charla, y con la cual envió un mensaje de respaldo al proceso.

TEXTO DE LA CARTA

“Carta abierta al Comandante Simón Trinidad

Camarada  Simón Trinidad

Hermano, tu convicción revolucionaria a prueba de todas las bajezas del capitalismo, te permite mantener una actitud valiente y digna, un compromiso serio y férreo con la causa de los pobres del mundo.

Por eso, eres símbolo de nuestros prisioneros, aquellos que reciben el maltrato y el odio del sistema, por el solo hecho de ser farianos, de significar la continuidad del ejemplo de Manuel y de Jacobo. Para nadie es secreto que esa es la causa real de tu condena, te cobran pertenecer a la organización, con mayor saña porque tuviste la suficiente entereza para pasarte a defender, incluso con la vida misma, los derechos de los desposeídos.

Al hablar de Patria Grande, de Nuestra América, de sus luchas por la independencia y la democracia popular, hay que hablar de la heroicidad de sus mejores hijos entre los cuales están tú, Sonia, Iván Vargas, los 5 luchadores antiterroristas cubanos, los macheteros de Puerto Rico, quienes sufren el oprobio y la venganza de los gringos por ser lo suficientemente valientes para mantener en sus estrados las razones de su compromiso, paz con justicia social y soberanía.

Es sano orgullo de luchadores por los derechos populares, ratificar tu inclusión como integrante del equipo de diálogo de las FARC-Ejército del Pueblo, oficialmente haces parte de él. Las formas de concretar tu aporte a este emprendimiento serán objeto de discusión en la Mesa de Conversaciones. La realidad impone resolver las causas de la guerra para lograr avanzar en los caminos de la paz. Esa es la tarea.

La paz es bandera de los oprimidos y con ellos estaremos siempre. El Estado colombiano, sus diferentes Gobiernos y la Casa Blanca son responsables de la violencia que agobia a Colombia. Persisten en su vana ilusión de derrotarnos militarmente y conducirnos a la Mesa a claudicar. ¡Cuán equivocados están! Tamaño despropósito será derrotado por la movilización y el clamor por la paz de todos los humildes de la patria. Somos mayoría.

Seguimos tejiendo los hilos de las resistencias y derechos de los desposeídos hasta hacerlos irrompibles en la solidaridad y la victoria.

Acompañemos a cantores y digamos con poetas “Hermano dame tu mano, vamos juntos a buscar esa cosa pequeñita que se llama libertad”. Esa es nuestra divisa.

Compartir: