Obama y Romney se alistan para su primer debate

El primer debate presidencial, que se llevará a cabo el miércoles 3 de octubre en Denver, Colorado, tendrá una fuerte influencia en el electorado. Por eso, el demócrata Barack Obama y su rival republicano Mitt Romney disminuyeron su actividad proselitista en los últimos días para concentrar esfuerzos con sus asesores.

Después de una apretada semana, entre la Asamblea General de las Naciones Unidas y hasta tres actos diarios, los candidatos agendaron un comienzo de semana con pocas apariciones públicas. El actual presidente, que busca su reelección, estará en Nevada y luego se encerrará con sus colaboradores para trazar la estrategia de cara al miércoles.

Según el periódico The Washington Post, esta decisión de alejarse del escenario electoral por unos días obedece, sin lugar a dudas, a la importancia atribuida a la ronda de debate, que será seguida por millones de ciudadanos a través de la televisión. Se dice que una mala performance, hasta un gesto de más, puede costar una elección.

Después de Denver, quedarán por delante el segundo encuentro, en Hofstra University, en Nueva York el 16 de octubre, y el tercero y último el 22 del mismo mes en Lynn University, Boca Ratón, en el estado de Florida. Por su parte, los candidatos a vicepresidente Joseph Biden (demócrata) y Paul Ryan (republicano) se enfrentarán el 11 en Danville, Kentucky. Las elecciones se celebrarán el 6 de noviembre.

Antes del segundo debate, se conocerá la actualización de septiembre sobre la tasa de desempleo, ubicada por encima del 8 por ciento en los últimos 43 meses, que es la principal preocupación de los estadounidenses. Se trata de una cifra clave, ya que la economía se ha convertido en eje de la campaña presidencial.

Mientras que Obama insiste en las preferencias de Romney por las rebajas de impuestos y el apoyo a los más acaudalados, el republicano carga contra la “incapacidad para gestionar la economía” por parte del actual mandatario y su obsesión por un Gobierno que, en línea con los preceptos neoliberales, calificó «intrusivo».

FUENTE: INFOBAE

Compartir: