Baloto

Por Gustavo Alvarez Gardeazabal

No hay nada más fastidioso para un comentarista diario que ser ave de mal agüero y, mucho peor, tener que reconocer que tiempo después de la advertencia  se acierta. Aquí dije, y en mis cuentas de twitter y face ,y en el podcast, que el remiendo innovador que le estaban haciendo al Baloto terminaría por espantar la clientela. Un informe que han presentado El Tiempo y Portafolio muestra que no solamente no estaba equivocado, sino que quienes se burlaron de mis opiniones van a tener que olvidarse de sus críticas y que los dueños del Baloto, y el ministerio de Salud y los gobernadores que se lucran de ese juego, no les queda más que meter la mano para tratar de no acabar de ahorcar la gallina de los huevos de oro.

Según el informe periodístico en mención, el Baloto jugó hasta el 2016 ( cuando les dio por innovarlo) un promedio de 23 mil millones mensuales. El año pasado no pasó de 14 mil millones. Es decir, con esa genialidad que le inventaron rebajaron en un 50% la cantidad de jugadores y, por ende,la salud dejó de percibir nacional y departamentalmente lo que hasta entonces estaba recaudando. Las cifras deberían ser alarmantes  si existiera un gobernante capaz de entender cual país dice que está dirigiendo. La Salud recibió en el 2016 la nada despreciable suma de 128.500 millones del juego del Baloto y el año pasado apenas consiguió recaudar 75.800.

Este año serán muchos menos porque los apostadores se mamaron de no poderse ganar el premio acumulado ( va en más de 50 mil millones) ni siquiera de acertar la revancha ( que anda por los 25 mil) porque se volvió imposible acertar simultáneamente cinco números entre 43 y además una balota entre 16. Cuando lo dijimos, ni Alejandro Gaviria, el Minsalud de entonces, con ancestro paisa de jugadores, lo entendió. Quien sabe ahora de rector de los Andes si ayudará a buscar una salida al Baloto para salvarlo.

facebook.com/gustavoagardeazabal/

[email protected]

Compartir:

Comments are closed.