Uribe refuta nexos con paramilitares y anuncia demandas contra acusadores

El expresidente Álvaro Uribe Vélez anunció que entablará una denuncia penal contra los testigos que lo han implicado con los grupos paramilitares.

Estos testigos son Salvatore Mancuso, Miguel Alfonso de la Espriella y Eleonora Pineda, quienes, según el expresidente Uribe han hecho las acusaciones en su contra “presionados” por el cabecilla paramilitar Salvatore Mancuso.

Entre otras cosas, el excongresista De la Espriella aseguró que “Uribe conocía sus vínculos con los paramilitares y no tuvo problema para que sostuvieran una reunión con él y con Eleonora Pineda”.

Ademas dijo que la reunión celebrada con el exmandatario a principios del 2002,  tenía el propósito de que él conociera quiénes apoyaban su campaña a la Presidencia de la República.

De la Espriella sostuvo que Uribe, sin embargo, no aceptó tener un encuentro con Salvatore Mancuso porque “me dijo que si se reunía con Mancuso, en ese momento, después no iba a ser Presidente; que dejáramos esa reunión para después”.

Frente a estos pronunciamientos, el expresidente Uribe escribió en su cuenta en Twitter:

“Mis abogados formularán denuncia penal contra testigos presionados por extraditado Mancuso”.

Además incluyó un comunicado, con los siguientes términos:

1. Después de tantos años vienen con esta infame declaración;

2. Nunca hablaron de coordinación con paramilitares;

3. Miguel Alfonso de la Espriella era congresista e hijo de mi antiguo compañero de congreso Alfonso de la Espriella;

4. Eleonora Pineda me habló de que sus familiares habían sido asesinados y secuestrados por la guerrilla;

5. Siempre dije en privado y en público lo mismo: el combate por igual a paramilitares y a guerrilla. Se adelantarían procesos de paz si se cumplieran condiciones como el cese de actividades criminales, la desmovilización, etc.

6. Hace poco llamé al Embajador de Estados Unidos a preguntarle por la versión según la cual Salvatore Mancuso estaría presionando a estos dos personajes para que declararan en mi contra, quedó de averiguar, sin que hasta la fecha yo haya obtenido noticia”.

PERFIL DE LOS TESTIGOS

Eleonora Pineda y Miguel Antonio de la Espriella fueron los que destaparon el escándalo de la parapolítica, tras revelar la existencia del llamado “Pacto de Ralito” para “refundar la patria”, promovido por el cabecilla de las autodefensas Salvatore Mancuso y firmado por numerosos dirigentes políticos de la Costa Atlántica.

Eleonora Pinea, oriunda del municipio de Tierralta, Córdoba, fue elegida representante a la Cámara por este departamento de Córdoba, en el año 2002.

En 2006 fue detenida por el llamado escándalo de la parapolítica, luego de ser señalada por Salvatore Mancuso como la persona que, junto a Miguel Alfonso de la Espriella, le ayudó a establecer contactos entre su organización armada ilegal y varios políticos de Colombia.

Eleonora fue una de las promotoras y firmantes del Pacto de Ralito; se le condenó ese mismo año por concierto para delinquir agravado y fue recluida en la cárcel del buen Pastor de Bogotá. Quedó en libertad el 3 de enero de 2009 por buena conducta y confesión del delito después de pagar 19 meses de prisión.

Miguel Alfonso de La Espriella Burgos, es natural de Sahagún, también Córdoba.  Obtuvo un escaño en la Cámara de Representante en 1994 y logró su reelección en el cargo en el 1998. Luego, en el 2002 consiguió llegar al senador y en el 2006, logró la reelección en la misma corporación.

Fue detenido en el 2007 y condenado a 3 años y siete meses de cárcel  por las mismas causas de su colega Eleonora Pineda.

Compartir: