Policía de Colombia promete capturar jefes de bandas criminales

BOGOTA (Reuters) – La Policía de Colombia se comprometió a capturar a todos los jefes de las bandas criminales vinculadas con el narcotráfico que están prófugos, tras el arresto de uno de los más importantes capos acusado del envío de 80 toneladas de cocaína a Estados Unidos.

El director de la Policía Nacional, general José Roberto León, dijo el martes que la fuerza tiene la orden del Gobierno de desarticular por completo estas organizaciones, que además de estar involucradas en la producción y el tráfico de cocaína son responsables de cientos de asesinatos.

«Los vamos a capturar, estén donde estén, allí llegaremos», advirtió el oficial.

El lunes arrestaron a Germán Bustos Alarcón, alias «El Puma», jefe militar de la banda criminal de Los Urabeños, acusado del envío de las 80 toneladas de cocaína a Estados Unidos y solicitado en extradición por la justicia de ese país.

La captura de alias «Puma», también acusado de múltiples asesinatos en las zonas en donde controlaba rutas del narcotráfico, se produjo el lunes en zona rural del municipio de Tarazá, en el departamento de Antioquia, en el noroeste de Colombia.

El oficial precisó que Bustos dirigía 150 hombres armados y que se captura se produjo después de tres operaciones fallidas a las que logró escapar.

Las bandas criminales están conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha que depusieron las armas en una cuestionada negociación con el Gobierno del ex presidente Alvaro Uribe.

Esas organizaciones armadas ilegales, acusadas de enviar toneladas de cocaína a los carteles mexicanos y a Estados Unidos, se convirtieron en un objetivo prioritario para Washington, el principal aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico.

León reveló que en la actualidad existen en Colombia cinco bandas criminales conformadas por unos 3.800 hombres. En el 2006 existían 33 bandas, pero la mayoría fueron desarticuladas por las Fuerzas Armadas, mientras que otras fueron absorbidas por las más poderosas.

El país sudamericano es considerado por las Naciones Unidas como uno de los principales productores mundiales de cocaína con unas 345 toneladas anuales, pese a los esfuerzos de las autoridades colombianas para acabar con la actividad ilegal en la que también está involucrada la guerrilla izquierdista.

Compartir: