Piden libertad de empresario que atropelló a motociclistas en La Calera

BOGOTA, 24 de Septiembre_ Ante un juez de garantías la defensa del empresario caleño, Juan Carlos Varela Bellini solicitó que se revoque la medida de aseguramiento en contra de su cliente, quien se encuentra detenido por su responsabilidad en el atropello contra tres motociclistas en la vía a La Calera cuando manejaba al parecer bajo los efectos del alcohol.

En su argumentación el jurista manifestó que tiene un testimonio de una persona que estaba en el lugar de los hechos quien aseguró que Varela Bellini no estaba conduciendo borracho en el momento del choque y que todo se trato de un accidente dada la mala visibilidad de la carretera.

Sin embargo el fiscal del caso rechazó dicha presentación de esa prueba al asegurar que este no es el momento procesal para revelar dichas declaraciones.

En la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento celebrada el pasado 11 de julio, la Fiscalía aseguró que después del accidente Juan Carlos Varela intentó, mediante múltiples formas, obstruir su captura y evitar que fuera acusado por los testigos.

En este sentido, la fiscal 21 de Vida señaló que su acompañante, identificado como Felipe Andrés Cabal, le dijo a la Policía que llegó al lugar, que lo registraran a él como la persona que estaba manejando, y que había sido responsable del accidente. De esta manera se buscaba omitir cualquier responsabilidad de Varela, quien conducía bajo los efectos del alcohol.

En ese momento le preguntó a los uniformados si sabían cómo podía él autoinculparse del hecho en el que resultaron muertos tres motociclistas y otro gravemente herido, según accidente registrado en la noche del pasado sábado en la vía que conduce al municipio de la Calera.

En su extensa intervención, la fiscal del caso señaló que según los relatos de los testigos, el empresario de 25 años señaló que él tenía todos los recursos económicos para abandonar el país.

Igualmente señaló que el causante del accidente visiblemente ebrio le aseguró a los familiares de las víctimas que tenía con qué pagar esos muertos. «Con un total desprecio por la vida humana dijo ‘aquí no pasó nada'», precisó.

Ante esto, otros testigos aseguraron que el hombre, oriundo del Valle de Cauca, ofreció dólares para comprar el silencio de las personas y «pagar por esos muertos», hecho que causó indignación entre los presentes.

Según la investigación, Varela y su acompañante se negaron a que se les practicara las pruebas de alcoholemia, pero en los exámenes de rigor que le hicieron las autoridades se pudo registrar un grado dos de alicoramiento.

«En el contexto en el que se desarrollaron los hechos se resaltan tres puntos: conducir en estado de embriaguez, o invadiendo el carril y a gran velocidad. Él sabía que estos factores generaban la probabilidad de un accidente, pero todo esto lo dejó al azar», manifestó.

La Fiscalía le imputó a Juan Carlos Varela los delitos de homicidio en calidad de dolo eventual, en concurso con lesiones personales por lo cual fue recluido en la cárcel La Modelo de Bogotá.

Compartir: