Trancones afectan más a bogotanos de estratos bajos

BOGOTA, 24 de Septiembre_ El estudio fue realizado por la firma Steer Davis and Gleave para la Secretaría de Movilidad. / Archivo

Mientras una persona del estrato seis puede tardar 40 minutos en un viaje por medio de vehículo motorizado en un día hábil, un ciudadano del estrato uno se demora más de 77 minutos en estas mismas condiciones. La desigual cifra de más de media hora de trayecto entre el estrato alto y el bajo, la señala la más reciente encuesta de movilidad, presentada este lunes por el Distrito.

Esta impactante cifra se explica porque la tasa de viajes en transporte público por persona de los estratos 1, 2, 3 y 4 es de 0,7, mientras que la de los estratos más altos es de 0,5. Además los recorridos en vehículo privado tienen el comportamiento inverso en los estratos.

El estudio, realizado por la firma Steer Davis and Gleave para la Secretaría de Movilidad, revela que el modo para transportarse más utilizado en un día hábil es la caminata, que ocupa el 46% de los más de 17.500 viajes que a diario se hacen en la ciudad. Cifras que han servido de base para que el alcalde Gustavo Petro insista en desarrollar medidas tendientes a favorecer al peatón, como la restricción vehicular en la carrera Séptima entre las calles 11 y 23.

En cuanto a la tasa de motorización, el estudio determinó que hay 130 automóviles (incluyendo camionetas, van y taxis) por cada 1.000 habitantes. Pero hay zonas en donde la tenencia de los vehículos supera los 450 por cada 1.000 habitantes como en el norte y el eje ubicado entre la calle 26 y la calle 13.

La encuesta también muestra que hay 120 bicicletas por cada 1.000 habitantes en la capital, mientras que la cifra de motos sólo alcanza las 34 por cada 1.000 ciudadanos.

En total, hay más de 1’284.000 vehículos motorizados en la capital y los municipios vecinos, cuya propiedad se encuentra principalmente en los hogares de estrato 4, 5 y 6. En estos últimos hay más de un vehículo por familia, pues son quienes reportan los mayores ingresos mensuales. Sin embargo, el análisis señala que la compra vehicular se ha extendido a toda la ciudad, ya que en la localidad de Kennedy está el 12% del total de los vehículos y el 10% en Engativá.

En el estudio también hay un capítulo dedicado a la distribución horaria de los viajes. Las cifras muestran el comportamiento normal de un sector urbano: con alta demanda en la mañana, período en el cual se hacen más de 1’800.000 viajes en una hora, es decir, un poco más del 10% del total diario.

En las horas pico el volumen de viajes por medio del transporte público llega a cerca de 350.000 por hora, mientras que en las horas valle se mantiene alrededor de los 200.000. En total, al día los bogotanos hacen más de 3’596.000 recorridos de este modo.

Estas cifras permitirán que la administración continúe con medidas como el actual Pico y Placa, mientras realiza la implementación de otras como los cobros en zonas de congestión para estimular el uso de medios como la bicicleta y el transporte público, y mientras se avanza en la construcción de proyectos como el metro pesado y el ligero.

 

Compartir: