Macron le puso plazo a reconstrucción de Notre Dame: 5 años

El presidente francés, Emmanuel Macron, le puso plazo a la reconstrucción de la emblemática catedral parisina de Notre Dame, destrozada parcialmente por un incendio este lunes. «Reconstruiremos la catedral aún más bella y quiero que esté acabada en cinco años», dijo el jefe de Estado desde el Palacio del Elíseo, en una alocución por televisión.

El mundo entero vio este lunes como el tejado del edificio, de 850 años de antigüedad, empezó a arder por razones aún desconocidas, y las llamas estuvieron a punto de engullir todo la estructura.

El siniestro se prolongó durante más de 12 horas, pero los cimientos del edificio resistieron. Su suerte se jugó en «un cuarto de hora, o apenas media hora», hasta que los centenares de bomberos movilizados consiguieron dominar las llamas, según el secretario de Estado de Interior, Laurent Nuñez.

Esto «nos recuerda que nuestra historia no se detiene nunca y que siempre tendremos pruebas que superar», dijo Macron. El incendio no acabó con los tesoros de la catedral, pero si destruyo dos terceras partes del entramado del tejado, una maravilla de la arquitectura de madera europea, y su emblemática aguja.

En la noche del martes, el ministerio de Cultura francés informó que el gallo de cobre que estaba situado en lo más alto de la aguja fue hallado entre los escombros.

Pese a que sigue de pie, las autoridades informaron que se han identificado «vulnerabilidades» en la estructura del edificio, en particular en la bóveda y en una parte del transepto norte, lo que obligó a evacuar cinco edificios vecinos.

Los parisinos y extranjeros desfilaron durante la jornada ante la explanada del monumento, para depositar flores, rezar o simplemente contemplar el desastre.

Estas son algunas de las preguntas a las cuales se enfrentan los expertos tras el devastador incendio.

¿Cuánto podía costar la reconstrucción?

Las cifras varían según las técnicas tradicionales o nuevas que podrían ser utilizadas, pero alcanzarán varios centenares de millones de euros, según los expertos. La ola de solidaridad que se dio desde las primeras horas del incendio, este lunes, permitirá cubrir este presupuesto. «Esta vez, lo que faltará no es el dinero», dijo el periodista francés especializado en historia Stéphane Bern, en alusión al hecho de que hay muchos monumentos en Francia en peligro y faltos de financiamiento.

Incendio en Notre Dame

AFP

¿De dónde saldrá el dinero para sacar la reconstrucción adelante?

Este martes ya se contabilizaban hasta 750 millones de euros en compromisos de donaciones. La familia de Bernard Arnault, la mayor fortuna de Francia y propietaria del grupo del lujo LVMH, señaló que realizará «una donación de 200 millones de euros». 

La familia de François-Henri Pinault, otro de los grandes bolsillos de Francia, también se comprometió a aportar 100 millones a través de su sociedad de inversiones Artemis.  Asimismo, los Bettencourt-Meyers, dueños de L’Oréal, dijeron que pondrán otros 200 millones y la petrolera Total pondrá, otros cien millones.

Pero el concejal de Cultura del Ayuntamiento de París, Christophe Girard, matizó las donaciones, pues habría que descontarles las desgravaciones fiscales que acarrean. El Ayuntamiento de París también se comprometió a que la institución que dirige contribuya con unos 50 millones de euros para los trabajos.

A todo ello habrá que sumarle las cantidades que los ciudadanos deseen aportar de su propio bolsillo. Tras el llamado de Macron a una colecta nacional, la Fundación del Patrimonio aseguró el martes a media tarde haber recaudado unos 14 millones de euros. Otras iniciativas de microfinanciación han surgido en internet y diferentes organismos.

Un día después en Notre Dame 7

Ian Langsdon / EFE

¿Cuánto tiempo podrían tomar los trabajos de reparación?

Los pronósticos sobre los plazos de la restauración son muy variables. El presidente Macron puso un término de cinco años, pero según Bern, las obras tomarán «entre 10 y 20 años como mínimo». Dependerá de la evaluación de los daños, del peritaje, de las licitaciones. También de los trabajos preparatorios, de saneamiento, de consolidación y de secado. Pero una vez se hayan franqueado todas estas etapas y se hayan seleccionado a las empresas competentes, la restauración efectiva de la catedral será relativamente rápida, según los expertos.

A diferencia de las catedrales de otros países o de la de Estrasburgo (este de Francia), que no pertenecen al Estado, la restauración de la catedral de París obedece a las complejas reglas de las licitaciones públicas: las empresas seleccionadas echan mano de subcontratistas, quienes a su vez pueden recurrir igualmente a otras empresas.

Estas pueden incluso contratar a «personas poco cualificadas» en las obras, según un arquitecto que pidió el anonimato. Este sistema estatal está considerado por algunos arquitectos como menos seguro para el control diario sobre la conservación de un monumento. En cambio, en el caso de la catedral de Estrasburgo, hay un equipo que cada día verifica su estado.

¿Cuándo estará la catedral abierta al público?

El interior de la catedral podría ser reabierto al público rápidamente, puesto que así lo desearon tanto el gobierno como el arzobispado. Sin embargo, primero habrá que verificar la solidez de la estructura del monumento.

¿Qué pasará con las bóvedas de Notre Dame? 

Las bóvedas pueden haber quedado fragilizadas por sendos choques térmicos sucesivos, primero el fuego y luego el agua, que saturaron las vigas. Se requerirán estudios largos y minuciosos.

¿Se pueden recuperar las armaduras?

Restablecer la silueta original de la catedral no supone un problema mayor. Pero las magníficas armaduras, sobre todo las del coro y la nave, con sus rastros de historia desde el siglo XII, se perdieron para siempre.

Este conjunto era uno de los más bellos de Francia y se trata de una gran pérdida para el patrimonio, como testigo de un saber hacer, transmitido de generación en generación. El deseo de muchos arquitectos es que las armaduras de madera de roble sean restauradas exactamente igual, pero otros abogan por una reconstrucción rápida, con estructuras metálicas o de cemento.

Un día después en Notre Dame 9

¿Es posible reconstruir la aguja de la catedral que desapareció con el fuego?

La reconstitución de la aguja no debería suponer ningún problema, puesto que ya se hizo en el siglo XIX.

¿Cómo se adelantarán los trabajos?

Se deberán prever andamios gigantes y complejos, y, probablemente, colocar por encima de la catedral un paraguas gigante para que la techumbre se seque. Luego se deberá retirar la madera para evitar un desequilibrio y se iniciará la fase de secado general. Si se debieran apuntalar las bóvedas que se elevan a 33 metros, la operación con los andamios sería todavía más compleja.

AFP

Compartir:

Comments are closed.