Escándalo de prostitutas en Cartagena no comprometió seguridad de Obama

WASHINGTON, 22 de Septiembre_ RAM_… El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos señaló que durante la visita a Colombia del presidente Barack Obama, en abril pasado y donde estalló el escándalo de prostitución que involucró a 13 empleados del Servicio Secreto, no se vio comprometida la seguridad del mandatario norteamericano.
El Inspector General de Seguridad Nacional, Charles Edwards, en una carta a miembros del Congreso de Estados Unidos, resumió las conclusiones de la agencia tras una investigación sobre el mayor escándalo que ha enfrentado el Servicio Secreto.
Más de una decena de empleados del Servicio Secreto fueron acusados de conducta impropia luego de haber llevado prostitutas, a sus habitaciones en un hotel de Cartagena.
Al menos siete funcionarios del Servicio Secreto dejaron la agencia desde que estalló el escándalo.
“Aunque concluimos que estos agentes demostraron una conducta impropia, nuestra investigación no halló indicios de que las acciones del personal en Cartagena comprometiera la seguridad del presidente o de información sensible durante el viaje”, escribió Edwards.
La carta fue enviada a miembros del Congreso antes de una sesión informativa sobre la investigación. En la misiva, Edwards dijo que su oficina no divulgará el reporte de la investigación no lo discutirá públicamente.
Edwards dijo que su oficina entrevistó o intentó entrevistar a 251 funcionarios del Servicio Secreto y revisó los registros de viaje, de hotel y cables, además de documentos de la embajada estadounidense y del Servicio Secreto.
Basados en la revisión y entrevistas, la oficina pudo identificar a 13 empleados del Servicio Secreto quienes “mantuvieron encuentros personales” con mujeres colombianas en dos hoteles y una residencia particular, dijo Edwards.
Empleados del Servicio Secreto pagaron a seis mujeres, cuatro pidieron dinero pero no se les pagó y tres dejaron las habitaciones sin solicitar dinero, añadió el funcionario. La prostitución es legal en Colombia.
Un registro del hotel mostró que un empleado del Departamento de Defensa trabajando con la Agencia de Comunicación de la Casa Blanca y otra persona posiblemente relacionada con la operación de avanzada de la Casa Blanca también podrían haber tenido contacto con personas extranjeras, según la carta.
Pero una investigación de la Casa Blanca concluyó que ningún miembro del equipo de avanzada tuvo una conducta impropia durante el viaje de Obama a Colombia, dijo un funcionario de la Casa Blanca.
El Ejército estadounidense realizó un informe separado sobre una docena de su personal que llevaron mujeres colombianas a sus habitaciones en Cartagena. Dijo que no presentará cargos criminales contra los miembros del servicio pero sí castigos menores.

Compartir: